Economía

El mercado privado de deuda crece 20%

La demanda de recursos y opciones para invertir aumenta en la bolsa de valores guatemalteca, como lo demuestra el crecimiento del 20% que las colocaciones de valores experimentaron al pasar de Q1 mil 850 millones en 2014 a Q2 mil 222 millones a diciembre de 2015.

Por Byron Dardón Garzaro

En los últimos 28 años la Bolsa de Valores Nacional ha impulsado, mediante la inversión y demanda de recursos, el desarrollo del mercado de valores en Guatemala.
En los últimos 28 años la Bolsa de Valores Nacional ha impulsado, mediante la inversión y demanda de recursos, el desarrollo del mercado de valores en Guatemala.

Rolando San Román, gerente de la Bolsa de Valores Nacional (BVN), explicó que los montos en circulación registraron un pequeño descenso en 2014 debido a que un grupo empresarial retiró cinco de sus emisiones.

El retiro de inversión fue porque el emisor pagó en forma anticipada su deuda. Sin embargo, en 2015 ya se logró llegar de nuevo a los niveles de circulación de los años anteriores.

Nace la bolsa

  • bursátil
  • La Bolsa de Valores Nacional (BVN) fue establecida en 1987 y se encarga de proporcionar lugar, infraestructura, servicios y regulaciones para que agentes de bolsa realicen operaciones.
  • El nacimiento de la BVN coincidió con la entrada en vigencia de la Ley del Mercado de Valores y Mercancías, acuerdo 99-87 del Ministerio de Economía.
  • En 1992, mediante alianza entre la Bolsa Agrícola Nacional y la Bolsa de Valores Global, surgió la Corporación Bursátil, la cual cerró, y quedó en operaciones la BVN.
  • Antes de la existencia de esta ley, la actividad de las tres bolsas de valores existentes en el país estaba regulada por el Código de Comercio bajo un marco muy general dentro de las actividades mercantiles y bursátiles.
  • Hasta diciembre, la BVN había negociado Q715 mil 627 millones, 10.22% más que en similar mes del 2014.

Según San Román, esto significa que las empresas siguen obteniendo financiamiento, es decir, que tanto la cantidad de inversionistas como el monto de recursos está en aumento.

Con casi 30 años de existencia la bolsa dejó de ser un ente extraño para los empresarios, dice San Román, “pero lo que se necesita es que un mayor número de empresas hagan uso del mecanismo y que más inversionistas se acerquen”, para potenciar su crecimiento.

El ejecutivo afirma que las posibilidades de crecimiento son grandes, tanto en el mercado de la deuda como en el de las acciones, segmento que prácticamente permanece virgen.

Oportunidad

Ignacio Lejarra, gerente general de financiera Suma, comentó que uno de los objetivos para el próximo año es colocar sus pagarés en la bolsa.

Según el ejecutivo, cuya firma ya hace emisiones de deuda en forma privada, colocar en la bolsa permite acceso a mayor cantidad de inversionistas.

Agregó que además de los pagarés colocará pequeños montos para apoyar en el desarrollo del mercado bursátil.

En opinión del empresario, en el futuro cercano las empresas reguladas podrían ser las primeras en emitir acciones como la siguiente etapa del mercado bursátil, después del mercado privado de deuda.

De acuerdo con José Antonio Rodas, gerente de división bursátil de Lafise Guatemala, la deuda privada en el mercado primario se ha desarrollado.

Según Rodas, la ventaja del inversionista es que cuando un emisor decide financiarse a través de la bolsa, va a obtener una tasa de interés más alta que tener sus recursos en una cuenta de ahorro tradicional.

La bolsa también es alternativa para que la empresa capte fondos fuera del sistema financiero tradicional, afirmó Rodas.

La oferta

En el portal de la Bolsa de Valores Nacional (BVN) está ubicada la página Centro del Inversionista, en donde los interesados encuentran oferta de inversiones disponibles.

En la página, el potencial inversionista puede indagar sobre opciones de inversión en instrumentos públicos, valores privados o reportos bursátiles.

715,627MILLONES

  • de quetzales se han negociado por medio de la bolsa en 2015.

Según información de la BVN, un reporto es una inversión a corto plazo por la que a cambio de un monto se recibe la propiedad de títulos valores, con la condición de devolver ya sea los mismos u otros tantos de la misma especie y calidad al vencimiento de la operación.

Actualmente, la BVN tiene 17 emisores activos, entre firmas de arrendamiento, tarjetas de crédito, fondos de inversión e industrias agrícolas o comerciales con cerca de 32 ofertas de inversión.