Economía

Empresas enfrentan guerra por el talento, pero ¿hacen lo suficiente?

En tiempos de crisis, retener al talento humano ha requerido que muchas empresas opten por estrategias de compensación y así evitar quedarse sin plazas.

Por Natiana Gándara

Encuesta salarial SEIS 2016 reveló que empresas trabajan en estrategia de compensaciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Encuesta salarial SEIS 2016 reveló que empresas trabajan en estrategia de compensaciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Según una reciente encuesta del Sistema Empresarial de Información Salarial (SEIS), realizada por la firma internacional de servicios en área contable, fiscal y consultoría Pricewaterhousecoopers (PwC Guatemala), se espera que el 91.5% de las 100 empresas suscritas al SEIS modifiquen o apliquen algún incremento salarial por desempeño individual del empleado.

Los datos refieren que a pesar de que los aumentos van de la mano del aumento al salario mínimo, este no se reflejará tanto en el salario base sino en los beneficios financieros, no financieros, motivación y capacitación.

Millennials atraídos

  • TEndencia
  • En la actualidad existe una tendencia de explorar lo que busca en una empresa la generación de los Millennials (nacidos entre 1981 y 1995), quienes no se sienten atraídos tanto por el salario base como por los beneficios orientados, por ejemplo, la flexibilidad laboral, trabajo desde casa o incluso “poder llevar a la mascota al trabajo”, explicó, Alí Farach.
  • El consultor resaltó que los intereses de los Millennials cambiaron porque no ven atractivo contar con un seguro de gastos médicos o de vida, sino se inclinan más por beneficios como pago de combustible o servicio telefónico.
  • Refirió que en Centroamérica se encuentra concentrado la mayor cantidad de Millennials trabajando comparado con EE. UU. en donde la generación X (nacidos entre 1960 y 1980) aún labora en puestos gerenciales.

Dentro de los resultados para este primer semestre de 2016, la encuesta destaca que el promedio salarial de los puestos ejecutivos creció 5.6% y este mismo patrón se observó en todos los sectores de la economía guatemalteca, en donde también se aplicaron aumentos salariales.

Las empresas se “enfrentan a una guerra por el talento”, expresó Alí Farach, consultor de PwC Guatemala quien presentó los resultados.

Paquete completo

Según Farach, el cambio de estrategia consiste en que las empresas ofrezcan un paquete de remuneración más atractivo, que incluye más que un seguro de vida y gastos médicos.

El paquete va orientado a aquellas necesidades personales que detectan en sus colaboradores, es decir, incluir bonos por logro de metas, bono anual discrecional o bono vacacional.

Guatemala a nivel Centroamericano, tiene el segundo costo más alto por prestaciones laborales después de Panamá.

Estas prestaciones en la actualidad representan el 73.2% por arriba del salario nominal.

Se consideran adicionales al salario nominal, y están diseñadas para cubrir una canasta específica de necesidades que van desde    recreación, capacitación y formación profesional hasta seguridad social y pensiones.

Es por esta razón que la remuneración variable se encuentra en 15% y es la que más aumentó en el paquete salarial de puestos ejecutivos.

Farach remarcó la tendencia de crecimiento y valoración que se otorga a los puestos profesionales, que son los que menos rotación reflejaron y se debe a esos incentivos emocionales, logran la permanencia por más tiempo en las empresas.

Nataly Ramos, supervisora y consultora de negocios de PwC, recordó que el paquete de compensación debe enfocarse a satisfacer al empleado en todas sus necesidades, pero es trabajo del área de Recursos Humanos de las empresas el comunicar a los colaboradores de manera constante y eficiente los beneficios ofrecidos.

Trabajo temporal

  • Aprendices: El 21.7% de las empresas contrata aprendices o pasantes en sus organizaciones.
  • Medio tiempo: Únicamente el 15.2% de las empresas ofrecen trabajos de medio tiempo.
  • Rotación: La banca, el comercio y call centers son las industrias con mayores niveles de rotación de personal.

“El problema está en ofrecer beneficios que no se aplican a las necesidades, entonces no los utilizan o no les interesan y se desperdicia ese recurso”, manifestó la profesional.

“No compensa”

Estuardo Anleu, director de Consultoría y Medición Ambiental y consultor en recursos humanos, destacó que las empresas se dedican a buscar talento especializado con mayores características, no solo profesionales, sino de personalidad.

El experto señaló que realizan filtros exhaustivos, es decir, empresas multinacionales buscan entre mil personas para ocupar un solo puesto y las competencias que exigen son altas y el salario no compensa el desgaste físico, emocional que irá a recibir el profesional, “no es equitativo”, refirió el directivo.

“La tendencia actual es que los profesionales prefieren trabajar por cuenta propia o en consultoría antes que tener beneficios ”, enfatizó Anleu.