Economía

Es necesario planificar gasto de cena navideña

Para preparar una cena navideña hay que hacer un presupuesto y tratar de mantenerlo para no excederse. Dependiendo de la disponibilidad económica así deberá ser la planificación de lo que se desea comer.

Por Sandra Vi

Las aves deben tener cortes largos y sesgados para optimizar recursos. Si no se cuenta con mucho presupuesto, se puede optar por otros productos económicos existentes en el mercado.
Las aves deben tener cortes largos y sesgados para optimizar recursos. Si no se cuenta con mucho presupuesto, se puede optar por otros productos económicos existentes en el mercado.

Beatriz de Castillo, catedrática de la Universidad del Istmo, indicó que en los diferentes departamentos del país muchas personas optan por un menú regional como tamales, kakik, pepián, caldo o pavo relleno. Este último es una tradición norteamericana adoptada en el país, pero a veces es un gasto mayor y no siempre está al alcance de todos, pero existen opciones como el pavipollo, pollo o jamones para el menú navideño.

Refirió: “Aunque se tenga poco presupuesto, las personas pueden ser creativas, un buen aliado es Internet; hay que buscar opciones baratas para alegrar y compartir con la familia. Lo importante es planificar todos los gastos para evitar el estrés, nervios de saber si me alcanza el dinero y si no gasto más del presupuesto”.

Menú

  • Expertos sugieren que el cálculo sea de la siguiente manera, para ahorrar y no excederse del presupuesto asignado. La proyección se hizo para 20 personas y se estima un gasto de Q822.50 para la cena.
  • Ensalada mixta de hojas verdes: (3 onzas (oz) por persona) = Q3.75 la porción.
  • 3 oz x 20 personas = 60 oz de ensalada
  • 20 personas x Q3.75 = Q75 inversión.
  • 1.5 oz de aderezo por persona Q1.85 por onza
  • 1.5 x 20 personas =30 oz de aderezo
  • 30 onzas x Q1.85 =Q55.50 inversión
  • 12 onzas de pavo por persona a Q36 la libra.
  • 12 oz por 20 personas =240 oz / 16 oz = 15 libras de pavo crudo
  • 15 libras x Q36 = Q540 inversión
  • 1.5 onzas gravy a Q1.90 la onza
  • 30 onzas x Q1.90 =Q57 inversión
  • 3 onzas de puré de papa a Q4.75 por persona
  • 3 oz por 20 personas = 60 oz / 16 oz = 3.75 libras de puré
  • Q4.75 x 20 personas = Q95 inversión.
  • Para la preparación de las bebidas hay que tomar en cuenta la temperatura del ambiente.
  • Para climas cálidos una limonada de ponche es una buena opción o refresco de tamarindo con pedazos de piña, manzana y uva. Para un clima frío se puede servir un ponche de rosa de jamaica con piña y manzana. Los precios de las frutas pueden variar según la región.

Planificación

Es necesario decidir cuál será el plato fuerte, ya que de eso depende el presupuesto. Después se deben seleccionar los acompañamientos y las entradas. Hay que tomar en cuenta el sabor, textura, color, tamaño de los alimentos y su preparación.

En seguida se debe planificar el número de personas y las porciones para servir. Para reducir los costos del menú, se aconseja dar ensaladas verdes con frutas o verduras.

Si se sirven “boquitas” como entrada, se recomienda de 5 a 7 por persona; si es un cóctel corto, 15 unidades por persona.

El pan debe calcularse 1.5 unidades por persona, si son 10 personas, se calculan 15 unidades.

Si se preparan dos carnes, hay que servir cuatro onzas de cada una. Si únicamente se sirve un tipo de carne, se calculan ocho onzas. Las carnes horneadas como roast beaf o lomos horneados tienen una pérdida aproximada del 30% de peso en el cocimiento debido al desprendimiento de agua, grasa y líquidos en general.

En el caso de aves, se hace el cálculo de 14 onzas por persona, ya que se debe tomar en cuenta la pérdida de grasa, huesos y líquido durante la cocción. Si se quiere preparar pavo para 15 personas, se debería comprar uno de 13 libras, aproximadamente. (14 onzas por 15 personas/16=13 libras).

Se requieren 22 onzas de aderezo, aproximadamente, o el equivalente a tres tazas de aderezo y salsa gravy; se calculan 1.5 onzas por persona.

Como dato final, es necesario combinar colores y cantidad de alimentos, para que la vianda se vea atractiva y apetitosa, y la inversión haya valido la pena.