Economía

Escondiendo al elefante

Desde una pequeña comunidad en la selva del Petén inicio la escritura de este artículo. Estos comunitarios se dedican a la producción de muebles de maderas finas y a la exportación de hojas de Xate que trabajan las mujeres de la aldea.

Por Fanny D. Estrada

Archivado en:

Comercio Fanny D. Estrada

Lo que llamó mi atención fue la preparación de las personas y cómo se promueven. De hecho quien nos atendió fue un ingeniero agrónomo de la comunidad y varios de los líderes, muy preparados también. De hecho, nos hicieron una presentación en Power Point (cuentan con energía de su propia planta).

Lo que quiero repetir una vez más, es que los guatemaltecos somos gente luchadora. Poco a poco los padres de familia han ido entendiendo que los hijos tienen que educarse y en los distintos departamentos abundan los institutos y todas las universidades están presentes.

De hecho con solo recorrer una, repito solo una, de las calles de Santa Elena, Petén, pude contar más de 5 centros educativos. Igual experiencia tuve en una visita a Huehuetenango donde la energía en las calles se acentuaba por los cientos de jóvenes uniformados que salían de colegios y universidades.

Quienes puedan están leyendo esto en los departamentos, seguramente estarán pensando lo mismo que yo… Dónde van a encontrar trabajo todos estos jóvenes? Los datos de la migración son cada vez más alarmantes, a pesar de la muralla y todas las advertencias, las cifras dicen que ha aumentado 333% la cifra de niños migrantes de los cuales un 97% son de Guatemala, Honduras y El Salvador (la solución que se plantea… una ley de los derechos del niño migrante).

Más chapines abandonan su país en búsqueda de oportunidades. El aumento de las maras es escalofriante no solo en la capital sino en el interior, 20 mil pandilleros y 70 clicas.

Las filas de personas en las ferias del empleo conmueven, 11 mil personas llegaron a la de Amcham en el 2016, y no sé cuántas llegaron el jueves pasado a la que organizó la municipalidad de Villa nueva.

El acallamiento que se ha hecho a la desesperada voz de los 4 Alcaldes pidiendo salarios diferenciados. Que más queremos ver y oír para seguir escondiendo al elefante.

Ese elefante que por alguna razón se esconde y no logra llegar al debate nacional con la seriedad y fuerza que requiere, es el desempleo. Urge un esfuerzo nacional alrededor de Un Plan Nacional de generación de puestos de trabajo.

Es hora de dejarse de andar por las ramas. A quienes siguen criticando la Ley de Conservación de empleo en las maquilas y fomento a la inversión en call centers quiero decirles que esa ley que salió, es una ley muy modesta, se queda con estimulo solo a dos sectores limitando atraer otro tipo de inversiones como lo tiene Nicaragua y Honduras donde se han instalado las grandes fábricas de partes para vehículos, equipos médicos, electrónica, celulares, etc.

Las operaciones de zonas francas quedaron bastante afectadas.

Yo felicito al congreso y los partidos políticos que apoyaron, porque al fin están sacando la legislación que responde a lo que el país necesita, exponiéndose a la crítica de los escritorios.

La tarea que les queda es muy grande todavía, entre ellas, la ley del trabajo por hora, las leyes para mejorar el acceso al crédito a las pequeñas empresas, las que mejoran la participación de pequeños inversionistas, la ley que ordena lo que pasa en los puertos, la de los delitos informáticos, las reformas al código de comercio al sistema nacional de competitividad y otras más.

Diputados sigan adelante, que así es como van a generar su nueva imagen, con leyes que den a Guatemala la fortaleza en la aplicación de la justicia, el desarrollo económico y humano, y el fortalecimiento de las instituciones de la Democracia.