Economía

Finanzas considera "necesario" subir ISR a asalariados

El viceministro de Finanzas Públicas, Saúl Figueroa, refirió que es necesario aumentar la tasa del impuesto sobre la renta (ISR) al régimen de asalariados, puesto que el Congreso durante la reforma del 2012, bajó la tasa de 10% propuesta por el Organismo Ejecutivo.

Por Rosa María Bolaños

Los trabajadores tendrían que pagar más impuestos con esa medida. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los trabajadores tendrían que pagar más impuestos con esa medida. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La opinión fue dada a conocer luego de la propuesta de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) que fue presentada este lunes en el Congreso y que pide aumentar el ISR en los rangos de mayor ingreso.  

Figueroa dijo que desconocía la propuesta de la UNE, la cual debía ser analizada de forma integral, pero que “en el régimen de asalariados sí hay que incrementar la tasa.

Cuando enviamos la propuesta la tasa era de 10%  en los segmentos más altos de ingreso.

Recordó que el Legislativo  redujo esa tasa a 7% y además agregó una variación, en la cual estableció que los trabajadores con hasta Q300 mil de ingresos debían pagar 5% y por eso “ya no se recibe lo que se había proyectado” dijo el funcionario.

“Habría que hacer un análisis cuidadoso. En el caso de asalariados, sí se debe volver a la tasa impositiva propuesta en la Ley de Actualización Tributaria”, dijo Figueroa.

  • La propuesta de la UNE se denomina "Ley de financiamiento adicional para el combate a la corrupción y para el fortalecimiento de la justicia y de la seguridad ciudadana", y conlleva la reforma de seis artículos del ISR y se estima que podría lograr una recaudación adicional de ente Q1 mil 100 millones a Q2 mil 200 millones.
  • Agrega un rango de renta imponible para ingresos altos en los tres regímenes; general sobre utilidades, simplificado, y asalariados.
  • Esa bancada asegura que su propuesta  no afectaría con más impuestos a los contribuyentes con rentas imponibles bajas y medias.

Agregó que podría “recaudarse algo” pero el impuesto más importante es el de las actividades lucrativas y sobre ingresos brutos (regímenes que usan empresas y negocios).

“Esos sí se lograron subir del 5% al 7% pero también lo escalonaron, por lo que también se mermaron los resultados de la política (fiscal, para aumentar la recaudación)” .

Recomienda análisis detallado

Figueroa dijo que son necesarias las reformas pero antes de cualquier modificación, se debe analizar además que “primero hay que reformar la administración tributaria. Hay que ser capaz de lograr correctamente la recaudación y si eso no se da, aunque modifiquemos y pongamos impuestos, eso no va a funcionar” advirtió el viceministro.

Esta visión de dar transparencia a la recaudación y ejecución de los recursos es compartida por María Antonieta del Cid de Bonilla, exministra de Finanzas y expresidenta del Banco de Guatemala, quien dijo que no conocía la propuesta de la UNE.

Debe ser algo integral, que se eleve la carga tributaria, pero también promover la transparencia, recaudación y fortalecimiento de la SAT, agregó del Cid de Bonilla.

El país ha tenido impuestos temporales como el IETAAP, luego sustituido por el IEMA, y posteriormente por el ISO y el cual se convirtió en permanente. Estos se aplican a los activos de las empresas.

“Se hacen modificaciones temporales y luego se quedan permanentes. Eso no ayuda al presupuesto porque cuando le da un destino específico, no tiene posibilidad de destinarse a ninguna otra política que no sea la que está definida, por eso necesita un análisis integral. La rigidez (del presupuesto) va a seguir y va a aumentar en el caso que le pongamos destino a los impuestos”, agregó Figueroa.

Propuesta de la Cicig

Respecto a la propuesta de la Cicig para crear un impuesto a grandes patrimonios y destinar esos recursos a acciones contra la impunidad en el país, la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala, Valerie Julliand dijo que apoyan la medida.

“La presión fiscal en el país es una de las  más bajas del mundo, con 10% de presión fiscal el país no puede tener ingresos suficientes para funcionar. Entonces hay que repensar la política fiscal y luchar contra la evasión, contra la corrupción y velar porque los gastos sean buenos y con transparencia”. 

Los entrevistados brindaron declaraciones luego de participar en el foro ¿Un presupuesto para la igualdad? Que se refiere a la propuesta para el 2016, organizado por Oxfam e Icefi.