Economía

Fitch confirma perspectiva estable para Guatemala

La firma calificadora de riesgo Fitch confirmó a Guatemala la calificación de perspectiva estable "BB" en su calificación de riesgo país o deuda soberana,  según un boletín de esa entidad.

Por Redacción Mundo Económico

Fitch critica sin embargo que el país necesita mejorar el ingreso de impuestos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Fitch critica sin embargo que el país necesita mejorar el ingreso de impuestos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La calificadora otorga la calificación BB para emisión de divisas y bonos tanto en el mercado local como extranjero.  

En tanto el límite máximo para el techo de cambio se afirma en BB+ y el de corto plazo en moneda extranjera en B. 

Según el documento, las calificaciones de Guatemala están respaldadas por su historial de estabilidad macroeconómica y políticas disciplinadas, bajo nivel de deuda pública sobre el Producto Interno Bruto (PIB) y la liquidez externa.

Sin embargo refiere  que estas fortalezas se ven contrarrestadas por una baja base tributaria que socava las finanzas públicas, así como el régimen débil en los indicadores de desarrollo.

A pesar de la agitación política en Guatemala que dio lugar a la renuncia y detención de varios funcionarios del gobierno, incluyendo el presidente de la República en el 2015, el crecimiento económico se mantuvo sólido a 4.1% en 2015, con pocos cambios desde el 4.2% en 2014,  explicó la firma en el documento divulgado este viernes.

Agrega que el aumento de salario real, crecimiento en el número de trabajadores, aumento de remesas y los bajos precios del petróleo apoyaron el consumo privado. También reporta que aumentó el volumen de las exportaciones.

El potencial de crecimiento económico para Guatemala se estima entre el 3.5%  y 4.0%, un nivel insuficiente para aumentar en forma significativa el ingreso per cápita y reducir la pobreza, situación presionada por el alto crecimiento de la población.

Existe en el país tasas internas bajas de inversión y ahorro entorno a la seguridad, y la debilidad de los sistemas de salud y educación del país limitan el crecimiento potencial  del país.

El potencial de crecimiento económico para Guatemala se estima entre el 3.5%  y 4.0%, un nivel insuficiente para aumentar en forma significativa el ingreso per cápita y reducir la pobreza, situación presionada por el alto crecimiento de la población.

Guatemala ocupa el puesto 128 de los 188 países según el Índice de Desarrollo Humano emitido por el PNUD y solo Honduras y Haití ocupan un índice menor en el hemisferio occidental, se agregó.

La inflación anual alcanzó el 2.4% en 2015 y las expectativas de inflación emitidas por el banco central están en el rango de 4 %  y más o menos 1%.

El índice de liquidez externa de Guatemala es uno de los más fuertes en la categoría 'BB', debido a amortizaciones a corto plazo de la deuda externa.

Se agrega que el bajo nivel de deuda de Guatemala con respecto del PIB,  es de 42%, y ha sido ampliamente estable en años recientes. Sin embargo, las cuentas fiscales se enfrentan debilidades estructurales persistentes. Guatemala tiene uno de los índices más bajos de ingresos generales del gobierno en el PIB.

Pero se informa que la deuda del gobierno de Guatemala es alta respecto a los ingresos, se recuerda que el gobierno no ha cumplido con sus objetivos de ingresos por impuestos en cuatros años y advierte que es probable que no alcance sus objetivos este año.

Fitch ha analizado que los ingresos tributarios del gobierno a podría llegar solo a 9.8% del PIB en el 2016. En el 2015 se registró en 10.2%.

“Una de principales prioridades del Gobierno es un fortalecimiento de la autoridad fiscal para ayudar a impulsar a los ingresos fiscales”, se indica.

El gobierno no ha cumplido con sus objetivos de ingresos por impuestos en cuatros años y advierte que es probable que no alcance sus objetivos este año.

En su informe agrega que los indicadores de gobernabilidad de Guatemala se ha visto afectado por varios aspectos, como la corrupción generalizada que tuvo repercusiones de largo alcance en el último año ya que el expresidente y vicepresidente (Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti) renunciaron y fueron detenidos en medio de acusaciones de corrupción y sus casos siguen pendientes en los tribunales.

Se menciona además que Jimmy Morales, “un político independiente” fue electo presidente en 2015 en una plataforma anti-corrupción, mientras menciona la labor del Congreso.

La firma ve este año que las investigaciones de corrupción y juicios de los ex funcionarios clave del gobierno continúan por los institucionales y que las protestas siguen siendo pacífica.

Además que refiere pronósticos de que la economía y la balanza de pagos de Guatemala continuará beneficiándose de bajos precios del petróleo y las las tasas de crecimiento del empleo en EE. UU. entre otros puntos.