Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

06/01/13 - 11:37 Economía

El futuro de la industria de cemento colombiana

Colombia protagonizará la próxima historia de crecimiento en América Latina, un país donde no faltan oportunidades para la inversión extranjera. Industrias pesadas, principalmente de infraestructura, serán las grandes vencedoras, en la medida en que el Gobierno de Juan Manuel Santos vaya introduciendo nuevas reformas que modernizarán la economía. Al igual que una casa, los cimientos de la nueva Colombia se construirán sobre la industria del cemento. Buena parte de los gastos en infraestructuras se dirigirán al segmento de transporte (sobre todo carreteras) y vivienda, cuyo principal insumo es el cemento. En Colombia, la industria del cemento está dominada por tres empresas: Argos, Cemex y Holcim.

MUNDO ECONóMICO Colombia


La percepción de los inversores internacionales interesados en Colombia está dominada por tres temas: el comercio de drogas ilícitas, cuestiones de seguridad y turismo. Pero esos temas, todos ellos relacionados y cruciales para que el país tenga un crecimiento sostenible y estabilidad política, no son los principales obstáculos para el desarrollo económico de Colombia. El principal requisito para el éxito consiste en la introducción y ejecución del nuevo plan de desarrollo de su infraestructura, en particular del desarrollo de una red robusta y eficaz de transporte, así como de vivienda adecuada para su población en crecimiento.

Introducir un nuevo diseño de minifábricas

A pesar de que son usados de forma indistinta, el cemento y el hormigón son sustancias diferentes. El cemento Portland, elemento fundamental para la fabricación del hormigón, es una combinación de hierro, calcio, silicio y aluminio en proporciones específicas predeterminadas. El nombre se lo dio su inventor, Joseph Aspdin, por su semejanza con una piedra encontrada en las canteras de la Isla de Portland, en las inmediaciones de la costa británica. De la mezcla original se hace el clínquer (un producto intermedio) mediante un proceso de calentamiento y de mezcla que, por último, produce el cemento después de pasar por las etapas de quema y molienda. El cemento, cuando se combina con agua y agregados (generalmente arena, grava o piedra triturada) forma el hormigón, ideal para la construcción de carreteras y de edificios.

El consumo de cemento en Colombia se basa en una dinámica de mercado específica del país. Según los principales fabricantes de Colombia (Argos, Cemex y Holcim), cerca de un 70% del cemento es consumido en saco y cerca de un 30% a granel. EEUU, por ejemplo, consume cerca de un 95% de su cemento a granel (normalmente vendido a fabricantes de hormigón y de hormigón premezclado) y sólo un 5% en sacos. Además, el hormigón premezclado en saco, bastante común en EEUU, no se mostró viable, de momento, en Colombia debido a su menor tiempo de vida útil en comparación con el saco de cemento. El consumidor de hormigón en Colombia (para proyectos pequeños y medios) compra los agregados, materiales adicionales de construcción y cemento en sacos (en general, la última compra) durante un cierto tiempo, mezclando el hormigón solo cuando todos los materiales se juntan y la construcción está lista para comenzar. Ese grupo y el consumidor de baja renta se ven limitados debido a la vida útil relativamente breve del hormigón seco premezclado y su precio más elevado en el comercio.

Los contratistas pequeños e independientes de Colombia ya están acostumbrados a comprar sacos de cemento y a mezclar por su cuenta el hormigón en las obras, lo que suscita cuestiones de control de calidad durante la construcción. Para garantizar un hormigón de calidad para proyectos menores permitiendo, al mismo tiempo, que los contratistas consuman cemento en saco, Cemex, por ejemplo, está introduciendo un proyecto innovador de miniplanta que permitirá a los contratistas continuar comprando sacos de cemento. Las cantidades de cemento, agua y agregados serán monitorizadas para garantizar que la mezcla de hormigón resultante sea de la más alta calidad. Según dijo Ramírez: "En el caso de proyectos mayores, los fabricantes de cemento montan instalaciones para mezclar en el lugar de las obras o envían hormigón listo en camiones al lugar de las obras, según sea necesario".

Tomado de la página de internet de Universia Knowledge@Wharton


Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.