Economía

Gasto sube en hora del planeta

Los guatemaltecos prefirieron no quedarse a oscuras como parte de la campaña mundial La Hora del Planeta, y las empresas distribuidoras de electricidad reportaron durante esa actividad un mayor consumo de energía, en lugar de ahorro.

Por Eddy Coronado

Las luces de pocos hogares guatemaltecos se apagaron durante La Hora del Planeta, promovida a escala mundial.
Las luces de pocos hogares guatemaltecos se apagaron durante La Hora del Planeta, promovida a escala mundial.

Esa iniciativa se hizo en 152 países alrededor del mundo el sábado 28 de marzo, de 20.30 a 21.30 horas, y su objetivo es promover una lucha contra el cambio climático.

La Empresa Eléctrica de Guatemala, S.A. (EEGSA) reportó que durante esa hora el consumo de energía osciló entre 550 MW y 598 megavatios.

Gasto superior en hasta 8% comparado con el promedio normal durante esa hora en los sábados de ese mismo mes, que oscilaron entre 508 MW y 565 MW, informó Luis Valdez, jefe del Centro de Operación e Información de EEGSA.

Esa fue la novena edición del evento, cuyo objetivo no es solo ahorrar electricidad en ese momento puntual, sino crear conciencia sobre la necesidad de utilizar fuentes de energía sostenibles, además de pedir compromisos políticos para detener el calentamiento global.

EEGSA es la distribuidora de energía en los departamentos de Guatemala, Escuintla y Sacatepéquez, lugares en donde no hubo ahorro energético.

Provincia

En el resto del país tampoco se reflejó. Según los registros de Energuate, se reportó un consumo mayor al promedio.

La energía que esa empresa suministró durante La Hora del Planeta fue de 373 mil 235 kilovatios hora (kWh), registrando un incremento de 13 mil 814 kWh comparado con los 359 mil 421 kWh utilizados en un sábado promedio.

Los resultados son parte de un informe de suministro de la Distribuidora de Electricidad de Oriente, S.A., y de la Distribuidora de Electricidad de Occidente, S.A.

El principal factor que influyó para un mayor consumo y no aportar con uno menor fue que ese fin de semana antecedió a la Semana Santa, con lo cual también se incrementaron las actividades turísticas, sociales y religiosas, y por ende, el consumo energético aumentó, como lo refleja el informe presentado por Energuate.

Diferentes actividades fueron promovidas en el país para que los guatemaltecos apagaran las luces. Las entradas al zoológico se podían obtener a mitad de precio por cada 10 libras de papel para reciclar.

Además, hubo recorridos en bicicleta desde diferentes puntos de la capital.