Economía

Grecia recibe otro paquete de ayuda

Grecia cerró ayer un acuerdo con sus acreedores que le permitirá recibir €12 mil millones, para sus propias arcas públicas y para recapitalizar su banca, a cambio de reformas.

Por ATENAS / AFP

Archivado en:

Deuda Europa Grecia
Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, llamó a Grecia a cumplir con lo negociado.
Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, llamó a Grecia a cumplir con lo negociado.

El acuerdo se produjo con un ligero retraso sobre el calendario previsto, lo que permite al gobierno de izquierdas vender a la opinión pública que con siguió resistir las demandas más exigentes.

“La zona euro está lista para apoyar el desembolso de un tramo de ayuda y la transferencia de los fondos necesarios para la recapitalización del sector bancario griego”, con “la condición de que Grecia implemente las medidas” que negoció con sus acreedores, afirmó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

“Es un gran día” se felicitó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

El BCE había calculado que los bancos griegos necesitaban €14 mil 400 millones, monto que será cubierto por los €10 mil millones y por una solicitud de contribuciones de los accionistas.

Tras varias semanas de negociaciones tensas con sus acreedores - Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE), el Mecanismo europeo de estabilidad (MES) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) - Grecia recibirá €2 mil millones, y los cuatro principales bancos del país, €10 mil millones.

El monto forma parte de un plan de ayuda -el tercero en cinco años- por un monto de €86 mil millones en tres años, aceptado a regañadientes por el primer ministro Alexis Tsipras el pasado 13 de julio, para evitar el “grexit”, la salida griega de la zona euro.

Los acreedores ya habían anunciado el principio de un primer desembolso de €26 mil millones el pasado 19 de agosto, tras declaraciones de buena voluntad de Grecia.

El acuerdo de reforma gira sobre el tema de los desahucios inmobiliarios, que bloqueaban las negociaciones.

“Fue una negociación difícil, bajo presión del tiempo”, explicó el ministro de Finanzas. “Así como en el pasado verano fue la amenaza del grexit la que metió presión, esta vez fue la recapitalización de los bancos la que creó un ambiente asfixiante”.

“La promesa de negociar que hicimos al pueblo griego fue mantenida”, aseguró Tsakalotos.

El acuerdo será formalmente adoptado el lunes por los ministros de la zona euro.