Economía

Impulsan acciones para frenar crisis

Doce lineamientos fijados ayer por la SAT y una propuesta que hará el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) es la válvula de escape que impulsan las autoridades para rescatar la crisis institucional en la Superintendencia de Administración Tributaria.

Por U, Gamarro, b. Dardón y G. Contreras

Élder Fuentes —al micrófono— jefe interino de la SAT, concluyó de manera abrupta la conferencia de prensa que ofreció ayer. Lo acompañan los intendentes Alfonzo Castillo y Rudy Pernilla.
Élder Fuentes —al micrófono— jefe interino de la SAT, concluyó de manera abrupta la conferencia de prensa que ofreció ayer. Lo acompañan los intendentes Alfonzo Castillo y Rudy Pernilla.

Después de cuatro semanas de la desarticulación de la red que defraudó al servicio aduanero denominada La Línea, hasta ayer fueron expuestos los mecanismos para enderezar el rumbo de la entidad recaudadora de impuestos.

El caso que involucra a altos funcionarios de la SAT y del Gobierno han desatado múltiples protestas pacíficas que demandan la renuncia del presidente Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti.

En su primera conferencia de prensa, Élder Fuentes, intendente interino de la SAT, presentó una lista de 12 propuestas para mejorar la entidad; sin embargo, dejó más dudas que respuestas.

Fuentes expuso que se pretenden mejorar los controles en Aduanas, auditar a las empresas importadoras que cometieron el fraude, investigar patrimonio económico de los empleados y medidas de seguridad, entre las que se cuenta la instalación de cámaras en los recintos aduanales.

“Tenemos un listado de importadores, agentes aduaneros y trabajadores que estamos auditando”, dijo Fuentes.

Sin embargo, al pedirle mayores explicaciones, fue esquivo e impreciso.

El funcionario dijo que las medidas fueron avaladas por el comité gerencial de la entidad recaudadora, y reiteró el temor a una caída en los ingresos fiscales por estos acontecimientos.

El funcionario comentó que en esta segunda fase de investigación participan la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público.

Los expertos Raquel Zelaya, María Antonieta del Cid de Bonilla, Mario Alberto García Lara y Richard Aitkenhead rehusaron la invitación del Ejecutivo para sugerir reformas a la SAT.

Incluso, Iván Velásquez, jefe de la Cicig, sostuvo ayer una reunión con los miembros del Directorio de la SAT.

Durante la conferencia de prensa, Fuentes tampoco aclaró la caída del sistema informático en el sistema aduanero, que afrontó problemas por más 48 horas el fin de semana.

Propuesta

Luego de que el lunes por la noche la comisión de notables que participarían en hacer una propuesta y cambios a la Ley Orgánica de la SAT, ayer el presidente Otto Pérez Molina afirmó que el Icefi presentará la próxima semana los planteamientos para la reingeniería del órgano recaudador.

“El Ejecutivo se guiará por un estudio que dirige el Icefi para reformar la SAT, a modo que mejore su operación y recaudación de impuestos”, declaró el mandatario.

Los expertos Raquel Zelaya, María Antonieta del Cid de Bonilla, Mario Alberto García Lara y Richard Aitkenhead rehusaron la invitación del Ejecutivo para sugerir reformas a la SAT.

Fuentes cercanas a la Comisión indicaron que el retiro de los notables se debió a la no participación en la elección de los nuevos directores y superintendente de la SAT, además de estar en desacuerdo con investigar a otros miembros de la red La Línea.

Por aparte, representantes de la Confederación de Cooperativas de Guatemala, en visita al presidente Pérez Molina, sugirieron que la Cicig investigue los antecedentes de los candidatos que ocuparán los puestos vacantes en esa entidad.

Perez Molina, dijo que para la revisión de los currículos de los aspirantes consultarán a quienes consideren coonveniente.

Durante la administración de Pérez Molina, la SAT ha afrontado varias situaciones críticas.

En los últimos tres años, esa entidad ha incumplido con las metas de recaudación programadas en los presupuestos vigentes, además de haber atravesado por una intervención de Aduanas, que no dejó ningún resultado.

Además, en los últimos tres años, han pasado por la SAT cuatro jefes.