Economía

Inflación favorece a los ahorrantes

Uno de los efectos financieros favorables de una inflación baja como la que Guatemala experimenta en la actualidad es que la tasa de interés de los ahorros se hace real positiva, afirmó el analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Carlos González.

Por Byron Dardón Garzaro

Archivado en:

Ahorro Inflación
Una baja inflación no solo significa precios más bajos de productos y servicios, sino que también la posibilidad de ganar mayores réditos en los bancos.
Una baja inflación no solo significa precios más bajos de productos y servicios, sino que también la posibilidad de ganar mayores réditos en los bancos.

Según el académico, esto significa que si se resta a la tasa de interés pasiva la tasa de inflación interanual, los intereses reales que ganan los ahorros en un determinado período de tiempo son positivos y dependerá del monto, que el rédito sea mayor o menor.

Por ejemplo, dijo González, si la tasa pasiva total al 21 de mayo último (según el más reciente dato del Banco de Guatemala) era de 5.49%, al restar la inflación interanual que a a septiembre registró 1.88%, dará como resultado una tasa real positiva es 3.61%.

Lo anterior significa que los ahorros no pierden valor o poder adquisitivo, refirió.

Roberto Ortega, gerente de Gobierno Corporativo del Banco G&T Continental, coincidió con González, y comentó que por el contrario, cuando la inflación es mayor que lo que se percibe por el ahorro, el cuenta habiente pierde cada día.

“Lo que sucede en una situación de inflación alta es que los bienes y servicios cada día son más caros mientras que lo que crece el ahorro es menor al nivel de los precios”, dijo Ortega.

Según el ejecutivo, en la actualidad con una inflación que ronda entre el 2% y 3%, se encuentran cuentas de ahorro con tasas superiores a esos porcentajes.

Ortega explicó que en el caso del plazo fijo y dependiendo de los montos, se ofrecen tasas del 7.5% y hasta superiores.

Aumenta el ahorro

Recursos en ahorro

  • El total de diversas cuentas del sistema bancario suma 15 millones 358 mil 231.
  • Las cuentas de ahorro equivalen al 69.47% del universo.
  • Las cuentas de ahorro a plazo fijo constituyen al 31 de agosto el 0.94% de los depósitos.
  • Los recursos depositados en bancos del sistema suman Q140 mil 845 millones.
  • Las cuentas de ahorro equivalen al 21% del monto total.
  • Las cuentas a plazo fijo representan el 42% de los recursos depositados en el sistema bancario.

De acuerdo con cifras de la Superintendencia de Bancos (SIB), hasta el 31 de agosto último, el sistema bancario contaba con 11 millones 419 mil 415 cuentas de ahorro.

El número equivale a Q32 mil 718 millones.

Lo anterior significa que el número de cuentas aumentó 7.03% comparadas con los 10 millones 669 mil del mismo período del 2014.

De igual manera, el monto de los recursos aumentó 7.43% en el mismo período puesto que en 2014 el monto ahorrado fue de Q30 mil 456 millones.

Por aparte, el número de cuentas a plazo a agosto de este año suma 149 mil 135 y equivale a Q68 mil 621 millones.

Los datos revelan que en las cuentas de ahorro las de menor cuantía, es decir entre cero y Q5 mil, está el mayor número se ahorrantes con 10 millones 655 mil 952 cuentas y recursos por Q3 mil 496.33 millones.

En el extremo están 19 cuentas de Q25 millones o más, que equivalen a recursos por Q1 mil 086.29 millones.

Mientras que en un plano intermedio el sistema registra 45 mil 935 cuentas con montos de entre Q100 mil a Q500 mil que suman Q8 mil 195.13 millones.

En lo que se refiere a las cuentas de plazo fijo, los montos entre Q100 mil y Q500 mil, contabilizan 40 mil 714 cuentas por Q10 mil 116.7 millones.