Economía

Juguetería estadounidense Toys R Us se declara en bancarrota

La cadena de jugueterías estadounidense Toys 'R' Us ha presentado la solicitud de protección por bancarrota propiciada por su elevada deuda y golpeada por los cambios en los hábitos de consumo de los compradores, que se orientan cada vez más por las compras a través de internet.

Por Redacción / EE. UU.

La cadena de jugueterías acudió a los tribunales en Estados Unidos buscando protección para reestructurar su abultada deuda de US$5 mil millones. (Foto Prensa Libre: EFE)
La cadena de jugueterías acudió a los tribunales en Estados Unidos buscando protección para reestructurar su abultada deuda de US$5 mil millones. (Foto Prensa Libre: EFE)

La compañía ha presentado la solicitud ante el Tribunal de Bancarrotas del Distrito Este de Virginia (Estados Unidos).

En Estados Unidos cuando una empresa no puede hacer frente a su deuda y pagar a sus acreedores puede presentar una solicitud de protección de bancarrota.

En el caso de Toys 'R' Us se ha acogido al capítulo 11, en virtud del cual la empresa mantiene, en la mayoría de los casos, el control sobre sus operaciones pero bajo la supervisión judicial.

Toys “R” Us tiene una deuda cercana a los 5.000 millones de dólares.

En la actualidad, la cadena de jugueterías opera unas 1 mil 700 tiendas en todo el mundo y el año pasado generó ingresos por valor de US$11 mil 500 millones (unos 9 mil 590 millones de euros).

La declaración de bancarrota en EE.UU. no significa necesariamente que la compañía tenga que liquidar su negocio definitivamente. (Foto Prensa Libre: EFE)
La declaración de bancarrota en EE.UU. no significa necesariamente que la compañía tenga que liquidar su negocio definitivamente. (Foto Prensa Libre: EFE)

La compañía fue creada en 1948 por Charles Lazarus, que aprovechó el "baby boom" posterior a la Segunda Guerra Mundial y abrió su primer establecimiento en Washington bajo el nombre de Children's Bargain Town.

En 1957 adoptó el nombre de Toys 'R' Us y con él que salió a Bolsa en 1978.

En marzo de 2005, un consorcio integrado por Kohlberg Kravis Roberts, Bain Capital y Vornado Realty Trust alcanzó un acuerdo para retirarla del mercado financiero y comprarla por US$6 mil 600 millones. En 2013 abandonó sus planes de retornar al mercado.

Desde entonces, ha mantenido un elevado endeudamiento, lo que ha limitado su capacidad para invertir en planes para su crecimiento, entre ellos el desarrollo de su canal en línea.

Otro factor que afectó a la juguetería es la tendencia que los niños se interesan más por dispositivos electrónicos que por juguetes tradicionales. El anuncio previo a la suspensión de pagos ya provocó, de hecho, que las acciones de Mattel y de Hasbro cayeran con fuerza porque la medida les puede dejar completamente expuestos esta Navidad.

No solo sufrieron los grandes fabricantes de juguetes, el daño a los pequeños, como Jakks Pacific, puede ser mayor.