Economía

Lara: “El sistema se ha quintuplicado”

Los rumores sobre la posible iliquidez de Banrural provocaron reacciones en las autoridades bancarias.

Por Byron Dardón G.

 Luis Lara, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), habla sobre la situación del sector bancario en el país.
Luis Lara, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), habla sobre la situación del sector bancario en el país.

Luis Lara, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), durante una entrevista con Prensa Libre comentó el caso y analizó la situación del sector.

¿Cómo se encuentra la banca nacional?

Está muy bien, aunque en el pasado hubo algún tipo de problemas como los que han atravesado todos los sistemas bancarios en el mundo; en ningún momento se generó una crisis.

La Superintendencia de Bancos (Sib) tiene mecanismos de supervisión muy eficientes que permiten observar cuando una institución se va debilitando y en ese momento apoyarla para fortalecerla.

En general, el sistema bancario guatemalteco se ha quintuplicado en los últimos 10 años en tamaño, activos, capital y utilidades, por lo que es sumamente robusto.

Competimos con todos y al más alto nivel de eficiencia y servicios, a la altura de la banca de países más desarrollados.

En el futuro continuaremos fortaleciendo la bancarización, aumentaremos la cobertura en la provincia y continuaremos con la sustitución de operaciones manuales por electrónicas.

“Lamentablemente, creo que hay un grupo de personas que se considera ganadora cuando crea inestabilidad en el país”.Luis Lara, presidente de la ABG.

¿Qué pasó con Banrural?

Los rumores fueron completamente infundados. Lamentablemente, creo que hay un grupo de personas que se considera ganador cuando crea inestabilidad en el país y es lamentable, pues es dañino para todos.

Banrural es el segundo banco de Guatemala, con activos por arriba de los Q50 mil millones, capital por Q5 mil millones y utilidades de Q1 mil millones por año.

La cartera vencida es de alrededor del 0.80 por ciento, que es una cifra muy baja, y cuenta con reservas por más del 200% sobre esa cartera vencida, por lo que es un banco sumamente sólido.

¿Cómo se puede indagar sobre la sanidad de un banco?

Invito a los guatemaltecos a que no se dejen sorprender. Hay formas para hacer consultas. Por ejemplo, llamar al call center de la Sib, en donde se pueden obtener las cifras de cada institución.

Sistema bancario nacional sigue creciendo.

  • En la actualidad hay tres mil 416 agencias de servicios de banca en todo el país.
  • Sus activos, en conjunto, suman Q224 mil 673 millones.
  • Los bancos del sistema nacional tienen inversiones por Q54 mil 102 millones.
  • La cartera de créditos asciende a un total de Q123 mil 580 millones.

Si alguien tiene información falsa o le llega un rumor, en lugar de entrar en pánico o retransmitir la información recibida, debería de corroborar esa información.

Las cifras de la Sib ofrecen datos sobre el tamaño de la institución. Por ejemplo, hay que ver el monto del capital, que es el dinero de los accionistas; ver los resultados, analizar las reservas que tiene sobre su cartera o el tamaño de la institución.

¿Corre peligro de quebrar un banco pequeño?

No lo creo. El paquete de leyes financieras aprobadas en el 2002 es de primera y esas leyes fueron nuevamente modificadas hace poco menos de un año.

La legislación se actualizó y mejoró, por lo que en la actualidad hay muchos mecanismos para apoyar a una institución bancaria de cualquier tamaño, si fuera necesario.

¿Cómo cubre la iliquidez provocada por rumores?

En el caso de Banrural, la situación de abastecimiento de efectivo fue compleja, pues es una institución que cuenta con alrededor de mil 149 agencias y poco más de mil cajeros automáticos propios.

Abastecerlos de efectivo fue un problema, pues cerca de la ciudad se envían unidades blindadas, pero si es afuera es difícil.

Tengo entendido de que en algunos lugares se enviaron helicópteros y también se recibió el apoyo de otros bancos cercanos que apoyaron proporcionando efectivo.