Fábrica de chocolate abre oficinas en Guatemala

Con el objetivo de ampliar su mercado en Guatemala, la compañía estadounidense Mars abrió ayer sus oficinas comerciales en el país.

Por Rosa María Bolaños

El talento humano, dinamismo y creatividad resaltaron los ejecutivos del personal en Guatemala.
El talento humano, dinamismo y creatividad resaltaron los ejecutivos del personal en Guatemala.

Mars cuenta con una línea de chocolates y confitería, entre los cuales sobresalen marcas como Snickers y M&M, además de las líneas de comida para mascotas Wiskas y Eukanuba, entre otras.

Jesús López, gerente general para Centroamérica y el Caribe, e Ivonne Andreu, directora de Mercado de Centroamérica, aseguraron que hay mucho potencial en el país en ambas líneas.

Volumen de mercado

  • El mercado de chocolate que se mueve en el país cada año es de US$25 millones, y de este, Mars tiene el 27%. En alimentos para mascotas, el mercado es un monto similar, del cual manejan alrededor del 20%, dijeron los ejecutivos de Mars.
  • En 3 o 4 años se ha duplicado el volumen de participación del país, para que sea el motor de crecimiento en CA.

En el caso del chocolate, se registra un consumo de 250 gramos percápita anual, uno de las mas bajos de la región, indicaron. “El consumo en Guatemala es el equivalente a 5 barras de snickers al año”, comentó López, mientras en Panamá es casi de 1 mil 500 gramos (1.5 kilogramos), agregaron.

En Centroamérica hay oficinas de Mars en Panamá, Costa Rica y ahora Guatemala. En el país, el gran reto es el canal tradicional de distribución al detalle, que es muy fragmentado con la compra del día a día, dijo Andreu.

“Guatemala puede ser el líder de llevar ese modelo a otras partes de Centroamérica”, señaló. Aparte se impulsará la innovación para establecer mejores prácticas de fidelizar a los clientes.

El distribuidor autorizado sigue siendo la firma Ninoshka, en cuyas instalaciones operarán las nuevas oficinas, agregaron.

Según López, por el momento no se ha pensado instalar una fábrica en Guatemala, pero basado en la visión de desarrollo del mercado, podrían pensarse instalaciones en algún país del Istmo en 2020 o 2021, agregó.

“Para instalarse en un país, la infraestructura es clave”, afirmó López.