Economía

¿Nos impactan los ataques a Francia?

Basta recordar cómo afectó la economía mundial, los ataques en septiembre 11 del 2001 en Estados Unidos. La confianza de los consumidores se redujo a niveles nunca alcanzados desplomando las ventas minoristas casi en un 2%, se devaluó el dólar frente al Euro, los inversionistas se refugiaron en el oro en busca de estabilidad, hasta el índice de bolsa Dow Jones tardo 5 años en recuperarse.

Por Fanny D. Estrada

El mundo se vio arrastrado por una contracción económica importante. Las consecuencias también llegaron a nuestro país, las exportaciones redujeron el crecimiento que consistentemente traían de años anteriores.

Además de la reducción del comercio con Estados Unidos, también se afectó el comercio con Centroamérica , segundo socio comercial también vinculado con la nación del norte.

Además, se tuvo que asumir costos adicionales altos, por las medidas de seguridad en puertos, aeropuertos y aduanas.

La pregunta ahora es ¿qué tanto va a afectar la economía? los ataques del movimiento islámico contra Rusia, Francia, Mali y las múltiples amenazas lanzadas y colateralmente al mundo.

No hay nada que asuste más a los capitales que la incertidumbre.

El empresario está dispuesto a correr riesgos y eso es lo que hace al emprender un negocio, pero las situaciones que escapan al control hasta de las propias autoridades, provoca que el capital no se arriesgue, ralentizando las economías.

Contracción

Según los análisis de los expertos que se publican en los medios internacionales en los últimos tres días, la contracción será temporal y la vida poco a poco volverá a la normalidad.

Los franceses están dando muestras que no se quedaran en sus casas temblando de miedo.

No están dispuestos a detener la recuperación de la economía que en el tercer trimestre del 2015 arrojo muy buenas señales con un crecimiento de 0.3% del PIB.

Se espera una contracción pasajera en el turismo y en la confianza de los consumidores.

Sin embargo, si hubieran nuevos atentados, la situación puede prolongarse, además de extenderse no solo en Europa, sino también a otras regiones incluyendo América.

Para estimular el Crecimiento global el mundo se ha embargado en una ola de facilitación de comercio impulsada por los acuerdos de Bali del 2013, sin embargo si los acontecimientos terroristas se expanden, ese importante proceso puede verse obstaculizado en el sentido contrario afectando el acceso de nuestros productos a los mercados, con costos considerables adicionales .

Dependencia

Si bien es cierto los ataques recientes han sido en Europa, región de la que depende el 7% del comercio de nuestro país, de los Estados Unidos depende el 38% de nuestras exportaciones y consecuentemente Centroamérica que es el segundo comprador de Guatemala comprando un 28% de lo que producimos para exportar.

Como guatemaltecos en estos casos no somos simples espectadores, la economía de nuestro país depende cada vez más de lo que enviamos al exterior, y por lo tanto lo que pasa allá afuera afecta el bolsillo de muchas familias que dependen de las exportaciones.

Los acontecimientos políticos recientes en Guatemala, de por sí, aún provocan incertidumbre.

La entrada de un gobierno diferente al que el pueblo le ha encomendado nada menos que la tarea de depurar el Estado, con una presencia débil en el Congreso y crisis de recursos preocupa.

Tomemos la actitud de los franceses arremanguémonos la camisa, apoyemos con todo lo que tengamos, seamos positivos y preparémonos para hacerle frente a una adversidad económica, que puede venir de afuera.