Economía

País debe evitar sobrendeudarse

Aunque la crisis económica en Grecia no tendrá un impacto directo en el país, analistas señalan la importancia de tomar en cuenta las lecciones que deja este tipo de colapsos financieros y evitar que sucedan en Guatemala.

Por Natiana Gándara

Griegos durante la votación del referendo del domingo, en que triunfó el “No”.
Griegos durante la votación del referendo del domingo, en que triunfó el “No”.

Carlos Martínez, analista económico independiente, comentó que la primera lección que se aplica a cualquier país es “no gastar más allá de las posibilidades de los recursos que un Estado tiene de recaudar”.

Como segundo punto resaltó la importancia de observar un comportamiento prudente respecto de la contratación de deuda pública, y como tercer aspecto, evaluar los compromisos de integración con otros países.

“La integración de Grecia en la Comunidad Europea le limitó tener margen de maniobra político-monetaria y tomar medidas para sortear la crisis”, explicó Martínez.

“La lección es no pasar de los parámetros sugeridos por los organismos internacionales. Para Guatemala recomiendan no pasar del 40% del PIB y estamos aproximadamente en un 25%, pero no está tan lejos como pareciera”

Carlos González, consultor de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), coincide con los puntos mencionados por Martínez. Agregó que Grecia, al no tomar medidas de austeridad, se endeudó en más de 150% de su producto interno bruto (PIB).

“La lección es no pasar de los parámetros sugeridos por los organismos internacionales. Para Guatemala recomiendan no pasar del 40% del PIB y estamos aproximadamente en un 25%, pero no está tan lejos como pareciera”, resaltó el profesional.

La deuda griega equivale al 177.1% de su PIB y la de Puerto Rico —otro país en crisis— es del 100%. La de Guatemala era, hasta el informe del Banco de Guatemala a mayo del 2015, del 24.4% del PIB.

La deuda total del país es de Q334 mil 500 millones, según el Banguat.

González indicó que otro aspecto por tomar en cuenta es que el monto de la deuda no debe pasar del 250% de los ingresos ordinarios del Gobierno, y el país se encuentra entre 215 y 218 por ciento. “También estamos por debajo del umbral, pero puede pasar”, aseguró.

Las consecuencias de caer en cese de pagos o default son la quiebra de sistemas bancarios y de pensiones, reducción de los programas asistenciales del Gobierno, inflación y devaluaciones importantes, comentó Hugo Maúl Rivas, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

En vigilancia

José Alejandro Arévalo, jefe de la Superintendencia de Bancos (SIB), informó que el sistema financiero nacional no se verá impactado ante la situación que se vive en Grecia. “Guatemala no tiene relación con entidades financieras de Grecia. Lo que está sucediendo es un corralito en el sistema griego”, explicó.

Enfatizó que están dando seguimiento a todas las variables que podría generar la crisis en los mercados financieros.