Plantean cambios en servicio civil

Ante el proceder de muchos funcionarios públicos señalados por actos de corrupción en los últimos días, empresarios insisten en la necesidad de reformar el servicio civil en el país.

Por Guillermo Isaí Ramírez

sede de la Oficina Nacional de Servicio Civil, en la zona 1 capitalina.
sede de la Oficina Nacional de Servicio Civil, en la zona 1 capitalina.

La Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) efectuó ayer el primero de siete foros previos al Encuentro Nacional de Empresarios 2015, que se realizará el próximo 8 de octubre.

En el foro “Reformas al Servicio Civil en Guatemala” se recalcó que no existe un sistema de meritocracia ni de incentivos que controlen y mantengan la calidad de los profesionales que trabajan para el Estado.

También se señaló que existe mucha discrecionalidad en algunos puestos públicos, lo que da cabida a situaciones de malversación de fondos, tráfico de influencias, plazas fantasmas y corrupción.

El foro señaló que el tema significa una debilidad institucional, pues obstaculiza la gestión y desarrollo eficiente de las instituciones del Estado.

Lo importante es generar las reformas necesarias a la Ley de Servicio Civil, para que no cualquier pacto colectivo se salte los procedimientos establecidos, afirmó Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa.

Se busca que se modernice y fortalezca la Oficina Nacional de Servicio Civil (Onsec), para atraer y retener al talento y que las mejores personas trabajen en el Estado, agregó.

No existe un sistema que controlen y mantengan la calidad de los profesionales que trabajan para el Estado.

El empresario Felipe Bosch, presidente de Fundesa, comentó que lo que se pretende es reducir la discrecionalidad del funcionario, de colocar a personas no idóneas en puestos clave dentro del Estado.

Si se desea que las mejores personas trabajen en el Gobierno, hay que hacer cambios legales y culturales y eliminar las plazas fantasma y que haya controles electrónicos para saber cuántos funcionarios tiene el Estado, aseguró Zapata.

Según analistas, la iniciativa que pretende modificar la Ley de Servicio Civil y que ya está en segunda lectura está detenida en el Congreso, pero tampoco es lo que necesita el país, pues no propicia cambios adecuados.

Agregado a que no existe un registro de empleados públicos, pero si se quisieran contabilizar solo se podría hacer con voluntad política, pero sin esa información no se pueden tomar mejores decisiones.