Economía

¿Por qué seguir estudiando?

Nunca perdamos la curiosidad ni dejemos de hacernos preguntas fundamentales sobre todo lo que nos rodea.

Por Mauricio Garita

Pareciera que el mundo se divide en dos corrientes. La primera argumenta que la educación formal no es el camino idóneo para los negocios. Esta visión se centra en los ejemplos de Zuckerberg, Jobs y Gates, que sin tener un título universitario lograron un éxito empresarial importante. A ellos se une Peter Thiel, quien ha ofrecido US$100 mil a emprendedores que dejen la universidad.

Por otra parte  está la corriente que se centra en la importancia de la educación y los resultados de esta  en el mundo de los negocios.

De acuerdo con Scott Galloway, durante los últimos 20 años existen dos características en común entre la mayoría de millonarios: hacer ejercicio todos los días y todos fueron a la universidad. De esas dos similitudes, yo me centraré en la educación.

Independientemente de las visiones, la educación es fundamental para el crecimiento humano. La Real Academia nos indica que la educación se basa en desarrollar y perfeccionar las facultades intelectuales y morales.

Sabiendo que la educación es inherente al ser humano, resulta natural el seguirnos educando día a día. De niños nos convertimos en unas esponjas de conocimiento, experimentando, escuchando, preguntando y opinando. De adultos vamos perdiendo la curiosidad y dejamos de hacernos preguntas fundamentales sobre lo que utilizamos a diario.

Muchos nos tropezamos con la ilusión de que ya sabemos, olvidando las palabras de Sócrates, cuando nos recordaba que la educación es humildad y, por ende, un camino de toda una vida.

Esto se debe a que aquello que conocemos hoy, muy probablemente no será lo mismo mañana. Decidimos quedarnos con el mismo conocimiento, sin retarlo y defendiéndolo como si este fuera el centro de nuestra identidad.

Por ello es importante seguir estudiando. Es importante porque nos cambia a nosotros integralmente. Nos brinda una visión diferente de los aspectos de un negocio, de una persona, de un país.

Dejamos de vivir en mitos y en falacias argumentativas. Comenzamos a consumir mejor información, más clara, más cercana a nuestros deseos. Nos damos cuenta de que el mundo está cambiando constantemente y que en este cambio se encuentra su belleza.

Para finalizar, quisiera dejarle ciertos temas que quizás no sabía. De acuerdo con los estudios de Steven Pinker, vivimos en el momento más pacífico de la historia y menos violento. Se ha descubierto que el ser humano tiene 21 sentidos y no cinco, el más interesante es el sentido del tiempo.

Las vacas matan más personas que los tiburones. Finalmente, ya que está leyendo esta columna en un periódico impreso, de acuerdo con un estudio de neuromarketing, leer el periódico en impreso es mejor que en digital al momento de asimilar las noticias.