Economía

Santa Claus no se apareció por Wall Street

Ha sido una ocasión perdida la de esta semana, a pesar de los deseos depositados en San Nicolás.

Por NUEVA YORK / EFE

Los corredores de la bolsa esperaron este año en vano a Santa Claus. (Foto Hemeroteca PL)
Los corredores de la bolsa esperaron este año en vano a Santa Claus. (Foto Hemeroteca PL)

Esta vez se pensó que Santa Claus le regalaría a Wall Street los ansiados 20 mil puntos del índice Dow Jones que se están buscando con un entusiasmo desmesurado.

Los operadores, o por lo menos los que quedaban hoy en el parqué neoyorquino, porque muchos comenzaron ya las vacaciones, se despidieron hasta el martes con una sesión que si destacó por algo, fue por nada.

Bajo volumen de operaciones, muchas terminales vacías, los pasillos con menos gente de lo habitual y el espíritu festivo anticipado generó una sesión en la que los índices apenas se movieron de su eje central.

Solo un impulso final, como si hubiera terminado la siesta, generó algo de movimiento en los indicadores y evitó que la sesión terminara prácticamente plana.

El Dow Jones subió 14.93 puntos hasta 19.933,81 enteros, y se quedó más lejos aún de la marca psicológica de los 20 mil puntos. El martes había cerrado con un récord de 19.974,62 unidades, mucho más cerca de ese listón mágico.

Hoy no hubo liderazgo en el parqué neoyorquino. Todavía se estaba digiriendo la ola de alzas y de récords que ha habido desde el triunfo del republicano Donald Trump en los comicios del pasado 8 de noviembre, y no había estómago para mucho más.

Quizás lo más notable fue que el campanazo de cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York estuvo a cargo de unos jugadores de los acróbatas del baloncesto Harlem Globletrotters.

“Sabemos que Santa (Claus) está haciendo sus rondas, así que si no nos visitó hoy, hay una probabilidad de que nos visite la semana próxima”, comentó el analista Adam Sarhan, de la firma 50 Park Investments.

En suma, a sentarse a esperar.