Economía

SAT denuncia anomalías en devolución de crédito fiscal

En el 2015 la SAT ha presentado más de 70 denuncias ante el Ministerio Público en contra de exportadores por anomalías detectadas en la gestión de la devolución del crédito fiscal.

Por Rosa María Bolaños

lOS INGRESOS tributarios fueron impactados de forma negativa, aseguran la SAT.
lOS INGRESOS tributarios fueron impactados de forma negativa, aseguran la SAT.

Sin embargo, ese sector se defiende e indica que quienes han cometido los problemas detectados por el fisco son los proveedores, pero que se les castiga a ellos.

Entre los denunciados hay 15 exportadores de café confirmó Miguel Medina, presidente de la Asociación Nacional de Café (Anacafé).

El directivo dijo que no se persigue a los proveedores de la cadena, quienes originaron el problema, sino que a los exportadores, lo cual puede desincentivar el mercado y las ventas al exterior puesto que a algunos se les embargaron las cuentas bancarias y no pueden operar.

Controles y cooperación

  • Juan Alberto Fuentes, exministro de finanzas dijo que el sentido de la devolución de ese tributo es correcto porque los exportadores no están sujetos al pago del IVA.
  • Pero el problema ha sido la discrecionalidad para elegir a quien realizar los pagos, por lo que se debe fortalecer la fiscalización y tener un registro adecuado. Ahora, será necesaria la cooperación entre la SAT y los exportadores para investigar a los proveedores, añadió.
  • En el 2012 se logró avanzar en el control porque se estableció que las facturas de pequeño contribuyente no generan derecho a devolución del IVA, explicó. Antes los exportadores solicitaban esa devolución, pero en algunos casos se comprobó anomalías. Además el Estado perdía recursos porque se permitía el 12% de devolución y esas facturas están gravadas solo con el 5%.

Fanny D. Estrada, Directora de Competitividad de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) dijo que en esa organización se conoce de casos de exportadores de cardamomo que enfrentan ese problema en la actualidad.

Según la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) los proveedores directos no son localizados y esa es una de las causas más recurrentes, además los proveedores directos indican que no tienen relaciones comerciales o no poseen entidades o empresas a su nombre.

Otro caso frecuente es que el contribuyente no cuenta con los documentos bancarios y otros elementos de prueba de pagos mayores a Q50 mil o a Q30 mil, según lo establece artículo 27 del decreto 04-2012 que contiene reformas tributarias.

Este decreto fijó en dos plazos diferentes que los montos superiores a los mencionados no pueden pagarse en efectivo y necesitan transacciones bancarias.

También sucede que el contribuyente cuenta con comprobantes de los medios de pago, pero el proveedor niega la relación comercial, presenta denuncia o es no localizado, añadió esa entidad.

La SAT eliminó el 10 de diciembre las restricciones para conocer los procedimientos de fiscalización en los casos de devolución del crédito fiscal del Impuesto al Valor Agregado (IVA), atendiendo los requerimientos del sector privado, dijo el Ministro de Finanzas, Dorval Carías.

El sector empresarial se quejaba que no eran claros los procedimientos que definían esa fiscalización y generaban denuncias contra los exportadores.

Monto pendiente

Fanny D. Estrada señaló que se han acumulado solicitudes de devolución del IVA desde 2009 a la fecha y que el monto llega a Q3 mil 800 millones.

En el 2015 la SAT solo ha devuelto Q382 millones, por falta de recursos, detalló.

Algunos retrasos se deben a procesos lentos, dependiendo en qué modalidad de devolución esté inscrito el exportador.

El sistema de devolución general enfrenta mayor dificultad porque el ente tributario no cuenta con suficientes auditores para fiscalizar las solicitudes, a eso se suma que este año no se tienen los fondos para efectuar los pagos, dijo D. Estrada.

La ejecutiva explicó que la SAT lanzó recientemente un sistema automatizado para que se defina por orden de ingreso de solicitud el turno para la auditoría, aspecto que ayuda a reducir la discrecionalidad.