Vida Empresarial

Una zona con grandes demandas de crecimiento

Hoja de Ruta FICEM: la industria del cemento presenta las herramientas que adoptará para contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático

Por Redactor comercial

La Hoja de Ruta FICEM fue presentada en el XXXIV Congreso Técnico FICEM 2017, realizado desde 4 al 6 de septiembre, en Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Durante el encuentro se dieron a conocer los objetivos, antecedentes y desafíos que componen esta carta de navegación para la industria del cemento en la región.

“La Hoja de Ruta FICEM es un conjunto de herramientas eficientes y flexibles que buscan asegurar la contribución a la mitigación de emisiones de CO2 a las necesidades regionales de adaptación a los efectos del cambio climático, a través del análisis de los escenarios presentes y futuros de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) en el ciclo de vida del cemento en Latinoamérica”, explicó Ricardo Pareja, coordinador de la Hoja de Ruta FICEM para América Latina y El Caribe.

Conocer los objetivos de mediano (2020) y largo plazo (2030-2050) de la industria y los gobiernos para la reducción de GEI; identificar las barreras y oportunidades para alcanzar los objetivos globales en la materia y desarrollar herramientas asociadas a la investigación, marcos regulatorios y tecnologías que impulsen la sostenibilidad de la industria, son algunos de los objetivos trazados por esta instancia.

Dentro de las nueve herramientas que propone esta iniciativa se encuentra la “Calculadora FICEM”, que compara la producción de cemento de una planta industrial o un país, con los indicadores de referencia a nivel global de emisiones de CO2, lo que permite determinar el potencial de reducción, en qué eje se encuentra (eficiencia energética, combustibles alternativos, sustitución de clinker) y las directrices tecnológicas a implementar.

Entre las otras herramientas podemos mencionar: Impulsar GNR como Mecanismo de Revisión y Verificación (MRV) de las emisiones de CO2 (de acuerdo al estándar COP 21); levantamiento de Indicadores de desempeño; taller de potencial de reducción y Hojas de Ruta País, entre otros.

Finalmente, Mario Orellana, Gerente General de Cementos Progreso, añadió que, “la empresa dará un paso significativo hacia la reducción de las emisiones de CO2 con la próxima apertura de la Planta San Gabriel. Esta contará con tecnología moderna y eficiente, que permitirá por lo que disminuir significativamente la huella de carbono de nuestros cementos y estar a la vanguardia de las plantas cementeras del mundo. También vamos a reducir las distancias de distribución del cemento porque estaremos más cerca del mercado de occidente”.

Cementos Progreso también ha enfocado sus esfuerzos desde hace más de 20 años en la reducción del consumo de combustibles tradicionales para priorizar el uso de combustibles alternativos, que no sean derivados del petróleo. Algunos de estos materiales son residuos industriales, plásticos y neumáticos usados, los cuales se convierten en fuente de energía y con ello se evitan focos de contaminación.

“La construcción a base de cemento y concreto es mucho más amigable con el medio ambiente”, concluyó Orellana.