Economía

Volkswagen pide disculpas por engañar a sus clientes sobre un control ambiental

El presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, pidió disculpas este domingo después de que las autoridades estadounidenses acusaran al fabricante alemán de idear un dispositivo para superar, haciendo trampas, los controles de contaminación.

Por Berlín / AFP-AP

El fabricante aleman colocó en sus vehículos dispositivos que burlan en control ambiental.  (PL-AFP)
El fabricante aleman colocó en sus vehículos dispositivos que burlan en control ambiental.  (PL-AFP)

"Personalmente y profundamente lamento mucho que hayamos roto la confianza de nuestros clientes y del público", declaró el presidente del fabricante alemán desde la sede de la empresa en Wolfsburgo (oeste), y prometió cooperar con las autoridades para establecer los hechos.

"Volkswagen no tolera ninguna violación, de ningún tipo, ni de leyes ni de normas", insistió Winterkorn, quien prometió que el equipo va a hacer "todo lo posible para recuperar la confianza de la gente".

El presidente de la marca dijo que estas acusaciones son hechos de primera importancia tanto para él como para su directorio.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Volkswagen habría dotado a unos 482.000 vehículos vendidos en Estados Unidos de una aplicación que permite que en las pruebas oficiales los coches se ajusten a las normas, aunque esos rendimientos no siempre se cumplan en el funcionamiento normal.



Martin Winterkorn es el presidente de la empresa alemana Volkswagen.  (PL-AP)
Martin Winterkorn es el presidente de la empresa alemana Volkswagen. (PL-AP)


Estas acusaciones podrían incluso implicar una multa de hasta 18.000 millones de dólares para la empresa.

Denuncia

La Agencia de Protección Ambiental ordenó el viernes a Volkswagen que arregle casi 500,0000 vehículos diesel Audi y VW que —afirma— infringen intencionalmente las leyes sobre aire limpio con la utilización de dispositivos electrónicos que evaden las normas sobre emisiones.

VW, dueña de la marca Audi, afronta multas por miles de millones de dólares, aunque las cantidades exactas no están determinadas.

Los vehículos, todos construidos en los últimos siete años, son los modelos Jetta, Beetle, Golf y Passat, así como el Audi A3.

Todas estas unidades contienen un dispositivo electrónico programado para detectar cuando a los vehículos les están efectuando pruebas oficiales de emisiones, dijo la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), y agregó que las unidades sólo activan durante las pruebas los sistemas de control total de emisiones. Los controles se desactivan en situaciones de manejo ordinario, señaló la EPA.

La Volkswagen afronta multas hasta por US$37 mil 500  por vehículo debido a las infracciones, por lo que el total rebasaría los US$18 mil  millones.

La EPA consideró ilegales y una amenaza a la salud pública la utilización del "dispositivo engañador".

"La EPA está comprometida a garantizar que todos los fabricantes de autos respeten las mismas normas", declaró Cynthia Giles, subdirectora de la EPA para vigilancia y cumplimiento.

La EPA solicitó a la VW que arregle los sistemas de emisiones de los vehículos, pero afirmó que los dueños de las unidades no estaban obligados a adoptar ninguna medida inmediata.

Las violaciones no representan un peligro de seguridad para los conductores y continúa siendo legal el manejo y venta de esos vehículos, agregó.

La fabricante alemana dijo en un comunicado que coopera en la investigación, pero se abstuvo de hacer más declaraciones.

La EPA dijo que la VW afronta multas hasta por 37,500 dólares por vehículo debido a las infracciones, por lo que el total rebasaría los 18,000 millones de dólares. No se ha anunciado ninguna cifra definitiva.