Voz Comercial

10 simples formas de cuidarte mientras te ejercitas

Cuando te decidas a empezar una rutina de ejercicios, no lo hagas improvisadamente. Prepara también movimientos de calentamiento previo para acelerar el ritmo cardíaco, movilizar las articulaciones y evitar cualquier lesión. Entérate de los cuidados que debes tomar en cuenta al momento de iniciar una secuencia de ejercicios.

Por Farah Illescas

1. Elige un outfit adecuado

Selecciona la vestimenta que mejor se ajuste al tipo de ejercicio que realizarás. Para ejercicio cardiovascular, usa ropa ligera. Para realizar ejercicio en casa, como yoga o pilates, usa prendas cómodas pero no flojas. Usar fajas y plásticos es incorrecto, pues solo perderás líquido que recuperarás a la hora de tomar agua.

2. Ejercítate con el calzado correcto

Para correr, usa tenis con amortiguación en la suela y para entrenar en casa o el gimnasio, elige calzado más flexible.

3. Nunca te ejercites inmediatamente después de haber comido mucho

Ejercítate de media hora a tres horas después de haber comido, si la comida ha sido muy abundante. Esto con el propósito de evitar calambres estomacales e indigestión.

4. Detente poco a poco

No te detengas de forma abrupta. Disminuye poco a poco la actividad física para recuperar el ritmo normal de la respiración.

5. Descubre la hora en la que eres más productivo

Si eres de las personas a quienes les cuesta mucho levantarse por la mañana, el momento ideal es a medio día o por la tarde. Si eres madrugador, las primeras horas de la mañana son ideales para ti. Entrenar a últimas horas del día no es muy recomendable, a menos que sea el único momento que tengas libre. De cualquier manera, intenta tener un horario fijo para tus entrenos, así como lo tienes para las comidas.

6. Disfruta tu entrenamiento

Acompáñate de un dispositivo móvil para reproducir la música que más te guste. Esto hará tu sesión más llevadera y evitará que te desconcentres. Elige música que te motive y te relaje a la vez. No excedas el volumen para evitar daños auditivos y si te ejercitas en la calle, está atento a ruidos que puedan advertirte de algún peligro.

7. Se vale descansar

Ten un reloj a la mano para cuidar los tiempos de descanso y los ejercicios con tiempo de duración específico.

8. Ponle atención al cuidado bucal

Seguramente no le habías dado importancia a tu salud bucal. Lávate bien los dientes antes de ejercitarte. Elije un cepillo, de preferencia de cerdas suaves, que tenga un limpiador de lengua incorporado y que limpie también las mejillas y encías durante el proceso. Asimismo, adquiere una pasta de dientes original, avalada por alguna asociación dental. También revisa que la crema contenga flúor pues es un ingrediente efectivo contra las caries. No es necesario desperdiciar pasta, con tan solo llenar un tercio de la superficie del cepillo es suficiente para limpiar con efectividad. No olvides acompañar el cepillado con el hilo dental y el enjuague bucal.

9. Para los deportes extremos

Si realizas deportes de contacto, acude a un especialista para que te elabore un protector bucal a tu medida. Evita los protectores genéricos que venden en las tiendas deportivas, pues el mal ajuste en las piezas dentales puede causar daños en los tejidos circundantes de la boca.

10. El agua pura siempre es tu mejor opción

Hidrátate con agua pura únicamente y no esperes a tomarla hasta sentir la boca seca. No tomes bebidas carbonatadas ni bebidas hidratantes, pues por su contenido de azúcar, no hidratan y tus dientes serán más propensos a las caries.

Contenido patrocinado por Colgate Total 12 Professional Clean #BocaProtegida

Fuentes: El Entrenamiento Ideal, La Esfera de los Libros, 2012.

David Castillo, M.A. ortodoncia y ortopedia maxilofacial, 2362-1639, davidcastillo.centrodental@gmail.com

Dentista Leonel García Salas, 2503-5858, neodentguatemala@gmail.com