Voz Comercial

Ana María Quevedo de Fernández, "aprendí a valorar mi vida"

Lo que aprendí después de esta experiencia fue valorar la vida, disfrutar de las cosas simples y bellas que a veces se nos escapan como la familia.

Por Edición: Margarita Pacay, redactora de contenidos comerciales

Archivado en:

Cáncer de mama

Hace 15 años fui diagnosticada con cáncer de mama.  Hoy puedo contarte que hay tratamientos efectivos para ello, pero es necesario que lo detectes a tiempo, y en caso sea positivo, debes seguir el procedimiento completo que te indique el médico.

En mi caso pasé por situaciones preocupantes, como el hecho de afrontar  la cirugía,  por el cambio físico que representa; el reto de decírselo a mis hijos que estaban en edad de la adolescencia, y luego trabajar arduamente para recuperar la movilidad del brazo.

Después de esta experiencia, aprendí a valorar más la vida que Dios me ha dado, y el valor de la familia, esas gratas convivencias no tienen precio.

“No siempre podemos hacer grandes cosas, pero sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor”, Madre Teresa de Calcuta.