Voz Comercial

El sabor de los guatemaltecos en una pieza de pollo

El único y rico aroma de ese pollo tierno, jugoso y crujiente cuando vamos en el camino solo puede significar una cosa: un Pollo Campero se encuentra cerca. Su sabor, que ha pasado de generación en generación, ha logrado mantenerse como uno de los favoritos de los guatemaltecos.

Por Redacción Comercial

Archivado en:

Restaurante

Desde su fundación, en 1971, Pollo Campero ha ofrecido a sus clientes un sabor único e inigualable. Además, ha plasmado un producto de calidad que ha sido comercializado internacionalmente en países como El Salvador y Estados Unidos.

Un menú singular

Tierno, jugoso y crujiente son adjetivos que se alinean perfectamente con el sabor en cada pieza de pollo, que ha sido representativo del menú que ofrece el restaurante, desde sus primeros años de incursión en el mercado guatemalteco.

Recientemente, se ha incorporado el pollo a la parrilla dentro del menú, con el cual busca otorgar una alternativa cítrica y jugosa que provee más opciones para los clientes que buscan sabores únicos, pero que también desean comer más saludables.

Tras el lanzamiento del pollo a la parrilla, Rodrigo del Cid, gerente de mercadeo de la compañía, anunció que este experimenta una receta mejorada. Desde ese momento “se están fortaleciendo algunos ingredientes para ofrecer mucho más sabor a limón y especias”, aseguró Del Cid.

Es así como Pollo Campero se ha mantenido fiel a sus raíces, inspirado por los sabores naturales y frescos como por su origen latinoamericano. Desde el delicado empanizado a mano con su inconfundible combinación de hierbas y especias, hasta las bebidas naturales y sus acompañantes latinos, el restaurante combina una experiencia verdaderamente campera.

Más allá de su sabor, la compañía ha logrado mantenerse vigente en el mercado alimentario. Muestra de esto es su historia y legado no solo en Guatemala, sino en otras partes del mundo.

El sabor tierno, jugoso y crujiente de Pollo Campero ahora se puede combinar y compartir en sus tres deliciosas presentaciones: tradicional, extra crispy y a la parrilla.

El sabor tierno, jugoso y crujiente de Pollo Campero ahora se puede combinar y compartir en sus tres deliciosas presentaciones: tradicional, extra crispy y a la parrilla.

Posted by POLLO CAMPERO GUATEMALA on Martes, 16 de junio de 2015


Pollo Campero en el tiempo

El restaurante nace en 1971 y un año después comenzó operaciones en El Salvador, bajo la dirección de un grupo de empresarios guatemaltecos encabezados por Dionisio Gutiérrez, fundador de la compañía, que unen una visión para crear un nuevo concepto de sabor: un pollo tierno, jugoso y crujiente, adjetivos asociados directamente con el producto hasta nuestros días.

En la década de los noventa, Pollo Campero empieza su proceso de expansión global, con su crecimiento en Latinoamérica. En el 2002, lleva su sabor a los Estados Unidos, donde una cantidad significativa de guatemaltecos reside, consiguiendo de esta forma una aceptación inmediata. Los primeros restaurantes lograron romper récords de venta en la industria.

Presente en 12 países alrededor del mundo, el sabor de este producto se comparte con más de 80 millones de clientes cada año a través de una red de más de 300 restaurantes.

De esta manera, Pollo Campero ha logrado a lo largo de su trayectoria convertirse en uno de los más importantes restaurantes de comida rápida del continente americano y la expansión global de su marca.