Voz Comercial

Nancy Argueta, "debía vivir el presente porque el futuro era incierto"

Cuando me di cuenta que tenía cáncer, sabía que debía vivir el presente porque el futuro era incierto.

Por Edición: Margarita Pacay, redactora de contenidos comerciales

Archivado en:

Cáncer de mama

En enero de 2014 recibí la primera quimioterapia, a los 6 meses mi cabello empezó a caerse, así que decidí quitarme todo.  A las 3 semanas me regalaron una peluca, pero no me sentía bien, así que opté por usar pañuelos, me sentía mejor. 

Una amiga de Estados Unidos me donó una caja con cientos de pañuelos de diversos diseños y colores.  Eso me motivó a ver en YouTube las distintas formas de usarlo, lucí bella y femenina ese proceso.

Una de los retos que enfrenté con el cáncer fue haber dejado la práctica de equitación, mi caballo Sonriente lo sintió.  Cuando tuve la oportunidad de volver a cabalgar, él me llenó para superar ese duelo de haber perdido una parte de mi cuerpo, practicaba 3 veces a la semana, un año puede practicarlo con mi amigo Sonriente, porque luego falleció.

Asistir al grupo de apoyo Vida y Esperanza me ha ayudado mucho, y escribir mi historia ha sido básico para continuar sanándome y agradeciendo la misericordia de Dios.

En este mes me llenó haber llevado pelucas y pañuelos a muchas mujeres que están atravesando por el proceso; de igual forma haber podido presenciar la graduación de mi hija. 

Amigas no se dejen vencer, sigan luchando, porque no estarán solas, siempre encontrarán una luz en su caminar.