La estrategia es ponerse fitness

“El cambio es una constante”, lema que mejor define a Juan Ramón Morales.  Hace un año estaba lejos de pensar que su trabajo de 19 años al frente de la cadena de gimnasios World Gym cambiaría en agosto del 2016. Sin embargo, el objetivo de Morales, estaba claro y trazado

Por Natiana Gándara

Juan Ramón Morales, director general de Bussiness Ventures International, dirige los gimnasios Fitness One y Dinamic. En conjunto maneja cinco instalaciones con más de 13 mil usuarios
Juan Ramón Morales, director general de Bussiness Ventures International, dirige los gimnasios Fitness One y Dinamic. En conjunto maneja cinco instalaciones con más de 13 mil usuarios

Si de la mano de la franquicia estadounidense no podía crecer, estaba dispuesto a seguir solo, pero con la mística de trabajo que durante ese tiempo lo colocó, a sus 45 años, como uno de los gerentes más jóvenes del país, al frente de una marca muy reconocida y bien posicionada.

En siete meses, Morales generó uno de los cambios empresariales más importantes de su carrera, y como director general de Bussiness Ventures International, decidió crear las marcas nacionales Fitness One y Dinamic, con las cuales promete convertirse en una de la cadenas de gimnasios más grandes del país.

En la actualidad, de la mano de Morales, 13 mil socios deciden a diario cambiar sus hábitos en seis instalaciones ubicadas en distintos puntos de la ciudad.

Su estrategia

Morales basa en tres pilares su estrategia: liderazgo, aprendizaje y no confiarse del éxito.

En su opinión se debe de mantener un ente vivo por medio del liderazgo, que asegura es el gran desafío de las compañías.

“La cultura empresarial debe mantenerse en constante innovación y movimiento, de lo contrario, cualquier empresa está destinada a morir”, expresa.

Espíritu de lucha

Juan Ramón Morales practicó motocross desde los 11 años, deporte que requiere alta preparación física. Su padre, quien siempre lo acompañó a todos sus entrenos, fue un apoyo fundamental durante su carrera.

Con este deporte extremo fue campeón para Centroamérica, El Caribe y Latinoamérica.

Un accidente lo obligó a dejar el motocross y trabajó más de un año en su rehabilitación por lo que viajó a Estados Unidos y fue allí donde se inscribió a un gimnasio World Gym. En 1997 surgió la oportunidad de traer el concepto a Guatemala, y fue de la mano de Morales.

De esa manera, Morales describe lo que motivó su decisión de cambiar. “Fue una de las decisiones más difíciles que pudimos tomar, pero era necesario, por temas de crecimiento y giro del negocio”.

Hoy, el líder de la marca, afirma que no se arrepiente y que fue una decisión correcta, ya que la expansión se la habían planteado desde hace mucho tiempo.

El liderazgo, expresa, fue uno de los principios más fuertes que aplicó en su estrategia, ya que aunque sabía que no podían aplicar el cambio de forma lenta, asegura que optó por hacerlo de forma paulatina.

Cuando muere el empuje, las compañías empiezan a decaer, por esta razón el tema de liderazgo es uno de los más importantes y no recae únicamente en el motor de la empresa, “el liderazgo de la compañía es su gente”, afirma Morales.

En este proceso fue vital escuchar a los usuarios y a sus colaboradores, de quienes aprendió y determinó sus necesidades.

Durante la fase de buscar un nuevo nombre para los gimnasios, recuerda que se presentaron al menos 15 opciones y fue la última la que logró aceptación.

“El número 1 es inspiracional, vanguardista, una marca elitista, por ello el nombre de Fitness One”, dice.

Aprendiz nato

Morales es mercadólogo por la Universidad Rafael Landívar y afirma ser un aprendiz de por vida, lo cual afirma es su segundo principio como líder.

Destaca que la clave es no desactualizarse. Asistir de manera constante a seminarios, ferias y convenciones internacionales le permite, dentro de su campo, conocer nuevas tendencias. Este es un mercado altamente competitivo, asegura.

Otra estrategia que aplica el empresario es la responsabilidad en la toma de decisiones, porque de ellas depende el impacto deseado.

Morales es práctico y comparte un ejercicio que hace de manera frecuente, el cual consiste en plantear al menos 10 actividades que van a generar un impacto positivo, ya sea en una persona o en un grupo.

Dice que en promedio una persona impacta en al menos 10 mil personas a su alrededor, “entonces lo importante es: ¿cuánto contribuí para que otros crezcan y se desarrollen de mejor manera?”.

Dirigir una empresa es una responsabilidad enorme, dice Morales, por lo tanto es imperativo ser productivo, luchar diariamente por la familia, y por los colaboradores marcando la diferencia.

Diferenciación

Según Morales, algunos aspectos que hacen de los gimnasios Fitness One diferentes a los otros son sus instalaciones, ubicación en zonas estratégicas, parqueos, seguridad, programas personalizados, servicio, innovación, equipos modernos y una imagen inspiracional que genera confianza tanto en los clientes como en el equipo de trabajo que constantemente recibe capacitaciones para mantenerse actualizados.

El ejercicio es un catalizador para lograr un mejor país asegura Morales, y plantea que a través de la salud se genera un mayor impacto social.

El objetivo es llegar a todos aquellos lugares donde las personas no tienen acceso a un lugar donde puedan ejecitarse y generar conciencia para llevar una vida sana.

El espíritu de agregar valor no se enfoca únicamente a aumentar la rentabilidad de la empresa, el valor agregado va más allá, porque es hacer la diferencia en la vida del colaborador, usuario y del país.

La espiritualidad es un aspecto importante en la vida de Morales, la inspiración viene de Dios y su consigna es entregar algo mejor de lo que recibimos, revela el profesional.

“Es un enfoque de agradecimiento”.