Economía

¿Gerente? Prepararse para lograrlo

El ideal empresarial de la mayoría de profesionales o emprendedores es llegar a la cúspide: dirigir su propio negocio o estar al frente de una compañía. Algunos lograrán su propósito, otros se quedarán en el intento; los demás seguirán persistiendo.

Por Natiana Gándara / Guatemala

Personas que poseen experiencia y conocimiento integral logran resultados concretos en beneficio de la empresa. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Personas que poseen experiencia y conocimiento integral logran resultados concretos en beneficio de la empresa. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Uno de los puestos más codiciados es el de gerente, título que implica múltiples responsabilidades, competencias específicas, pero también una remuneración más alta, así como ciertas ventajas.

Por eso, si en alguna ocasión se ha planteado ¿quiero ser gerente?, una de las respuestas es: prepararse con el objetivo de avanzar en la escalera corporativa.

Cada compañía es diferente, y cada puesto tiene sus competencias determinadas, pero, ¿qué caracteriza a todo gerente? y ¿cuáles son los pasos para lograrlo?

Para Mario López, director ejecutivo de la Asociación de Gerentes de Guatemala (AGG), los puestos gerenciales han cambiado de una manera radical en los últimos años.

Cada día más, las empresas buscan especialistas en su ramo pero con un conocimiento integral de la empresa y su contexto.

Mujeres ejecutivas aumentan

Guatemala se encuentra entre los 10 países con mayor número de mujeres ejecutivas en puestos gerenciales alrededor del mundo, según un estudio realizado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

De acuerdo con un video realizado por el Foro Económico Mundial en base a los datos de la OIT, Guatemala se encuentra en el octavo lugar de esa lista, con un 44.8% de mujeres ocupando puestos gerenciales en las empresas, por delante de Moldavia en Europa y Bahamas.

Otros países mencionados en la lista son Letonia con 45.7%; Bielorussia, con 46.2%; Panamá con 47.4%; Filipinas, con 47.6%; Santa Lucía, con 52.3%; Colombia, con 53.1% y Jamaica con 59.3%. Esos son los países en los que, según el Foro, es más probable que un hombre tenga a una mujer como jefa.

En la competencia por ganar reconocimiento y escalar en puestos de liderazgo las mujeres tienen una doble tarea; por un lado lidiar con organizaciones donde predomina el pensamiento machista y por otro enfrentar los estereotipos que surgen alrededor de su rol de madre.

El estudio “Perspectivas de las mujeres que ocupan puestos directivos y gerenciales en la empresa, en relación con su experiencia dentro del ámbito laboral” elaborado por Deloitte reveló que un 53% de las mujeres encuestadas con cargos directivos o gerenciales coinciden en que las condiciones para acceder a posiciones de liderazgo en las compañías no son equitativas.

Las entrevistadas concuerdan que en algunas empresas se asume que si una mujer es madre, la misma no cuenta con la disponibilidad necesaria para ocupar una posición de liderazgo. Sin embargo, en la realidad existe un interés de la mujer en desarrollar un doble rol.

De acuerdo con los datos socio demográficos, las mujeres parecen ocupar cada vez más posiciones que tradicionalmente eran asociadas al género masculino, lo cual evidencia que la mujer ejecutiva actual, puede incursionar con éxito en diversas industrias y en puestos de gran responsabilidad.

Usualmente le llamamos Intrapeneurs o emprendedores internos. Son gerentes que piensan como dueños para buscar el beneficio del equipo y no solo del individuo.

A criterio de López, el papel del gerente se transformó de un modelo de estructuras organizacionales a uno de liderar redes.

“Esto quiere decir que los organigramas migrarán a modelos de administración de talento por proyectos. Esta tendencia se debe a la necesidad de llegar al talento dentro de la empresa, sin importar el departamento en que se encuentre”, dice el ejecutivo.

Jessica Cifuentes, gerente Recruitment Process Outsourcing (RPO) de Manpower Guatemala, coincide en que las competencias de los gerentes ya no son las mismas que las de hace cinco años. En la actualidad se requiere que cuenten con más estudios y otro tipo de capacidades.

En el estudio Human Age 2.0 de Manpower se menciona cómo las fuerzas futuras en el mundo del trabajo están reconfigurando el mercado laboral.

Las megatendencias

En el estudio de Manpower sobresalen cuatro megatendencias:

•Elección individual: los consumidores tienen más control que nunca. La transparencia, el acceso y un costo bajo implican que las personas pueden elegir —global o local, corporativo o artesanal— por lo que el negocio necesita actuar de forma diferente.

•Sofisticación del cliente: La proliferación de la tecnología y el acceso a la información han iniciado una fiebre del oro entre las empresas, en busca de un mayor conocimiento y una mayor eficiencia.

•Revoluciones tecnológicas: la tecnología ha creado ciclos de negocio más cortos y una competencia que cada vez es más global.

•Demografía / Administración del talento: las economías más desarrolladas, en lugar de tener crecimiento demográfico y abundancia de mano de obra, están teniendo fuerzas laborales estáticas o que disminuyen, por lo que la atracción de talento y la gestión de talento humano tendrá evoluciones en estos mercados.

Egor Espinosa, experto en gestión humana, opina que en la actualidad, más que un perfil para ser gerente, prevalecen los objetivos que este debe lograr y que su enfoque es profesionalizar una organización y ayudarle a ganar un porcentaje de participación en el mercado.

La tendencia es ser creativos e innovadores como también tener la capacidad de conocer varios aspectos importantes básicos de una empresa, como conocimientos en temas financieros, de recursos humanos, de gerencia de la felicidad, autoestima, ser tolerante a la frustración y tener claros los métodos de productividad aplicados y con resultados.

Para Espinosa, las empresas por lo general buscan gerentes con la capacidad alta para llevar a una organización o área a su norte estratégico, implementar metas alcanzables, ejecutar planes de acción, persistencia en la ejecución, practicas llenas de análisis y disciplina de seguimiento bajo el objetivo de lograr tener las correcciones en tiempo y enfocar al éxito a las organizaciones”.

“Antes solo se hablaba de poder ejecutar y de crecimiento. Hoy se habla de lograr tener no solo un conocimiento, sino muchos, para poder tener un control completo y de seguimiento apoyado en colaboradores eficientes y productivos. Por eso, lo que antes hacían tres o más gerentes, hoy lo hace uno solo”.

Competencias

Los expertos dicen que tradicionalmente los estudios que se requerían para un gerente eran de un mínimo de licenciatura, pero en un mundo tecnológicamente avanzado el modelo se basará en competencias.

PERFIL DEL NUEVO GERENTE

Estos son algunas de las cualidades que deben tener.

Liderazgo es un atributo fundamental en un gerente

Capacidad de delegar apoyándose en el equipo de trabajo y constituye un elemento fundamental.

Adaptabilidad, capacitación y constante aprendizaje

Capacidad de manejar los propios tiempos, cumplir fechas límites y trabajar en equipo.

Fortalece la moral de su personal

Asume proyectos por su cuenta como ejemplo para sus colaboradores.

Habilidad para plantear estrategias por su amplio conocimiento del mercado y entorno económico.

López señala que el reto más grande que tendrán las empresas será evidenciar las competencias que posee un candidato a través de su experiencia, modelos de entrevista por competencias o assesment centers —técnica de evaluación estandarizada del comportamiento, que es utilizada por las empresas en la búsqueda de candidatos que requieren determinadas habilidades y competencias para cubrir un puesto de trabajo—.

Esta afirmación se basa en el auge del aprendizaje en línea de universidades de todo el mundo. Los estudios deben enfocarse en adquirir la especialidad que se desea y una base de competencias gerenciales básicas como directivas que incluyen liderazgo, negociación, networking —una estrategia que consiste en ampliar nuestra red de contactos profesionales con el empleo de redes sociales de tipo profesional—, asimismo contexto del entorno.

Luego las competencias de administración del futuro, que son: planificación estratégica, ejecución, análisis de tendencias, entre otras, seguidas de las competencias técnicas en administración, basadas en proyectos, mercadeo, finanzas —en especial flujos de caja—, producción y otras.

Finalmente, competencias de relación como diseño organizacional, inteligencia emocional, manejo del cambio y diseño de acuerdos de metas.

“Las competencias de relación son una de las más débiles en muchos gerentes”, señala López.

Massiel Calderón, especialista en gestión humana, opina que el nivel académico depende del área, pero debe conocer todos los procesos administrativos, principalmente en áreas de finanzas, administración de recursos, desarrollo de talentos, elaboración y ejecución de proyectos, sistemas de gestión de calidad y procesos, además de conocimientos de herramientas tecnológicas.

¿Paso a paso o dar el salto?

Calderón comenta que para ser un buen gerente debe conocer a profundidad el giro de negocio, los procesos que existen; por lo tanto, para llegar a ser un gerente asertivo y líder es mejor haber pasado por varios puestos operativos y técnicos y así obtener un puesto estratégico.

“Con el objetivo de que el crecimiento sea escalonado y pueda observar cómo funciona el negocio desde las distintas perspectivas, para que cuando llegue al puesto de gerente posea mejores criterios para tomar decisiones adecuadas.

Para López de la AGG para ser un gerente integral lo ideal es pasar por todos los puestos de una empresa.

No necesariamente requiere liderar el área pero si conocer los roles y su aporte a los resultados globales de la empresa.

“Una estrategia para hacer esto son programas de prácticas gerenciales en otros departamentos o la creación de equipos multidisciplinarios para proyectos claves de la empresa”, explica el ejecutivo.

Desde la perspectiva de Espinosa no es necesario pasar por diferentes puestos para llegar a uno gerencial.

“La ventaja la toma quien identifique el rol y el alcance que desempeña en una empresa, posteriormente identifica las acciones de mejora e inicia proyectos en la organización que le permitan a la misma poder ir tomando una referencia importante en un mercado”.

La iniciativa en ese sentido puede realizarla desde una persona en cargos medios como coordinadores, lideres de área, supervisores etc. Toda área de desarrollo organizacional puede tomarlos en cuenta.

Como segundo aspecto tomarán en cuenta la preparación académica, e incluso, en algunos casos brindarán un plan de seguimiento para avanzar en el plan de carrera y preparan a talentos internos en una empresa para proyectarlos a plazas clave en puestos de gerente.

Remuneración gerencial

De acuerdo a la firma de recursos humanos Latin Top Jobs, para todos los niveles ejecutivos, los salarios más altos se encuentran en El Salvador y Panamá, seguidos por Guatemala y Costa Rica, mientras que en Honduras y Nicaragua se pagan los salarios más bajos.

Por ejemplo, una posición de US$5 mil (en El Salvador), en Panamá ronda los US$6 mil o un poco más arriba, y en Guatemala andaría por US$4 mil.

En el caso de gerencias generales, la situación es similar. En Panamá, el salario de esta posición ronda los US$13 mil, en El Salvador entre $10 mil y $12 mil, en Guatemala entre $8 mil y $9 mil, mientras que en Costa Rica se paga entre $7 mil y $8 mil, indican datos de la firma internacional.

Las compañías solicitan con más frecuencia que quienes aspiran a un puesto de gerencia o jefatura cuenten con alguna maestría.

Otro de los factores que se observan a la hora de contratar personal es que la edad de esas personas se ubique entre 25-35 años y que cuenten con experiencia.