Economía

Vamos a la obra Enade 2017

Fundesa trabaja en propuesta para generar mecanismos que mejoren la infraestructura actual y para crear nuevas inversiones.

Por Alvaro Sarmiento

La delicada negociación del NAFTA, con criterios totalmente diferentes a los que le dieron vida, a saber: disminuir el déficit comercial o las nuevas Normas de Origen, así como la inclusión de temas como transparencia gubernamental y corrupción.

Se aproximan cambios demasiado profundos y de influencia en nuestra economía y el modo de hacer negocios.

Anualmente, el Encuentro Nacional de Empresarios ENADE brinda la oportunidad para detenerse un momento, tratar de observar el “bosque” en el contexto internacional y en medio de las circunstancias y coyuntura diarias, esto con el fin de tratar de establecer visiones estratégicas, de largo plazo.

El tema central del ENADE 2017 será INFRAESTRUCTURA PARA EL DESARROLLO Vamos a la obra. FUNDESA menciona que se trata de un tema urgente de país y lo justifica citando al Fondo Monetario Internacional (FMI) en el sentido de que “un aumento de 1% del PIB en la inversión pública en infraestructura en los próximos 5 años disminuiría la pobreza extrema en 5%”.

“FUNDESA trabaja en una propuesta para generar mecanismos que mejoren la infraestructura actual y para crear nuevas inversiones, la cual es participativa y cuenta con insumos de todos los sectores”.

Y como todo el empresariado generalmente es poco aficionado a filosofar o plantear estructuras ideales, ha procurado diseñar la propuesta sobre cuatro pilares de corto plazo; Agenda Legislativa, capacidad de ejecución, reparación de la red vial existente y mecanismos de inversión a futuro.

Mis recorridos habituales por los corredores logísticos de Guatemala, El Salvador y especialmente las grandes inversiones viales en Honduras me deja con la sensación que estamos “llegando tarde”.

Esta iniciativa parece empatar con proyectos enfocados en hacer llegar estos beneficios a la población más vulnerable, como el financiado por el Banco Mundial BM -Infraestructura Urbana y Prevención de Violencia- que busca “mejorar el acceso a los servicios y la infraestructura básica y mitigar los factores de riesgo claves que causan el crimen y la violencia. Recordemos que según el BM en el 2014 la violencia le costó a Guatemala un 10 por ciento del Producto Interno Bruto”.

En palabras de Homa-Zahra Fotouhi, representante del BM en Guatemala Proyectos como los aprobados buscan precisamente brindar mayores oportunidades a las poblaciones vulnerables.