Economía

El Maga registra 25 químicos prohibidos

El ecocidio registrado en el río La Pasión, en el municipio de Sayaxché, Petén, pone bajo la lupa la cantidad de químicos que se venden en el mercado, la eficacia de los controles para su uso y la supervisión de los autorizados.

Por Natiana Gándara

Luis Armando Menéndez, jefe del departamento de Registros de Insumos Agrícolas del Maga, muestra un modelo de registro de autorización. El experto refirió que los procesos duran hasta un año. 
Luis Armando Menéndez, jefe del departamento de Registros de Insumos Agrícolas del Maga, muestra un modelo de registro de autorización. El experto refirió que los procesos duran hasta un año. 

Los productos prohibidos no superan los 25, mientras los autorizados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) son más de cuatro mil; sin embargo, podrían duplicarse gracias a un endoso que permite la Ley de Registro de Productos Agroquímicos 5-2010.

Luis Armando Menéndez, jefe del departamento de Registros de Insumos Agrícolas del Maga, explicó que los procedimientos para registrar productos nuevos o de importación pueden durar entre seis meses y un año, dependiendo si es experimental, comercial o endoso.

Prohibidos

Ingrediente ActivoClase de Producto
1. 2,4, 5-THerbicida
2. AldrínInsecticida
3. Arsénico, salesInsec, Rodenticida
4. Cianuro de sodio y calcioRodenticida
5. ClordanoInsecticida
6. ClordeconaInsecticida
7. ClordimeformInsecticida-acaricida
8. CreosotaPreservante madera
9. DaminozideRegulador crecimiento
10. DDTInsecticida
11. Dibromocloropropano (DBCP)Nematicida
12. DieldrinInsecticida
13. Dinoseb y salesHerbicida
14. EndrinInsecticida
15. Fenoprop (2,4,5-TP)Herbicida
16. Fluoracetato de sodioRodenticida
17. HeptacloroInsecticida
18. Hexaclorobenceno (HCB)Protec. Semillas
19. Hexaclorociclohexano (BHC,Lindano)Insecticida
20. LeptofosInsecticida
21. Mercurio, sales y derivadosFungicida
22. Paratión EtílicoInsecticida
23. StrobanoInsecticida
24. ToxafenoInsecticida
25. MetamidofosInsecticida

Menéndez aseguró que los productos autorizados pasan de los cuatro mil y los mismos pudieran sobrepasar ese número.

“El titular puede endosar el registro de algún ingrediente activo y autorizar otra compañía que lo utilice por un tiempo determinado. De los cuatro mil puedo tener 12 más, son el mismo solo que con diferentes empresas”, afirmó Menéndez.

En relación con el proceso de fiscalización, el funcionario comentó que en el programa son 13 personas para inspeccionar al menos tres mil agroservicios.

“Los supervisores verifican la condición legal, si están registrados, hacen auditorías, si encuentran producto reenvasado deben levantar un acta y decomisarlo, se imponen multas entre Q25 mil y Q50 mil, dependiendo la gravedad de la falta”, afirmó el profesional.

Aplicación inexacta

Laureano Figueroa, exdecano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), comentó que en el país se comercializan productos autorizados y no autorizados para ciertos cultivos y aunque estén registrados son utilizados de manera equivocada.

“La propia industria de agroquímicos los promueven irresponsablemente y el agricultor lo usa si le soluciona el problema, no le interesa si está registrado o no. Incluso sucede en el productor que tiene más de un cultivo, si ve que es eficiente para el control de plaga del cultivo A y tienen una plaga similar en el B o parecida también los usan”, resaltó.

Figueroa agregó que las consecuencias del mal manejo del agroquímico son problemas de residuos, que pueden causar rechazos en productos de exportación y si es producto de consumo local ponen en riesgo la salud del consumidor.

“Es imposible, no se vende esa cantidad en el país. Pueden haber causas biológicas, toxinas o baja de oxígeno. Habrá que esperar los resultados”, Julio Ruano, representante de Agrequima.

Julio Ruano, director ejecutivo de Agrequima, refirió que existe la percepción que se utilizan productos prohibidos y lo atribuyó a una confusión sobre el uso en cultivos que difieren incluso de otros continentes como el banano o el café.

“Estamos ubicados en una zona tropical donde hay muchas plagas. Hay productos que en países europeos no se utilizan, pero no significa que sean prohibidos”, destacó.

Ruano remarcó que el uso de los productos pasa por un análisis de riesgo, que dice cómo utilizarlos, aplicarlos con las dosis correctas y los períodos de carencia sugeridos, no debería causar ningún daño al ambiente. “Eso no exime que alguien haga mal uso”, argumentó.

Menéndez, del Maga, enfatizó que el agroquímico puede estar registrado, pero si no está aprobado para el cultivo las consecuencias pueden ser graves.