El papa pide a la Iglesia europea acoger a inmigrantes
 

El papa Francisco instó este domingo a todas las comunidades católicas de Europa a acoger a una familia de refugiados y dijo que se empezaría por las dos parroquias del Vaticano.

Por Ciudad del Vaticano/AFP

Entusiastas files escuchan la petición del Papa en la Plaza de San pedro. (Foto Prensa Libre: EFE)
Entusiastas files escuchan la petición del Papa en la Plaza de San pedro. (Foto Prensa Libre: EFE)

Que cada parroquia, comunidad religiosa, monasterio, santuario de Europa acoja a una familia, declaró el pontífice argentino durante el ángelus en la Plaza de San Pedro de Roma, indicando que se trata de un gesto concreto, en preparación del Jubileo de la Misericordia que se inicia en diciembre.

Ante la tragedia de decenas de miles de demandantes de asilo que huyen de la muerte, víctimas de la guerra y el hambre, y que caminan hacia una esperanza de vida, el Evangelio nos interpela y nos pide ser los prójimos de los más pequeños y los más abandonados, darles una esperanza concreta, dijo el Papa.

“El milagro se ha cumplido, nos hemos curado de la sordera del egoísmo y del mutismo". Papa Francisco.

No se trata solo de decir ánimo, paciencia, incidió el Papa ante miles de fieles entusiastas en la Plaza de San Pedro. La esperanza cristiana es combativa, dijo. Me dirijo a mis hermanos los obispos de Europa, verdaderos pastores, para que apoyen mi llamamiento en su diócesis, declaró.

Francisco explicó que empezará por su diócesis de Roma y que las dos parroquias del Vaticano acogerán en los próximos días a familias de refugiados.

Solidaridad

El servicio de prensa del Vaticano explicó que el llamamiento se dirige a las comunidades parroquiales en su conjunto y no únicamente a los sacerdotes.

Solamente Alemania, Francia e Italia totalizan 50 mil parroquias, sin contar las comunidades religiosas -algunas compuestas por un puñado de monjas- y los monasterios.

Apoyándose en un texto del Evangelio en el que Jesús sana a un sordomudo, el papa aseguró: El milagro se ha cumplido, nos hemos curado de la sordera del egoísmo y del mutismo del repliegue en sí mismo.