Vida

Paul Walker, hombre de acción con pasión por la velocidad en la vida real

Paul Walker, quien falleció el sábado pasado a los 40 años en un choque automovilístico, destacó en el cine de acción.

Por POR REDACCIÓN ESPECTÁCULOS

<p>El intérprete era un aficionado a los vehículos de carrera y al surf.<br _mce_bogus="1"></p>
El intérprete era un aficionado a los vehículos de carrera y al surf.

El actor nacido el 12 de septiembre de 1973 fue conocido por la franquicia de cintas de velocidad The Fast and the Furious (Rápido y Furioso), aunque también participó en otros filmes que le dieron fama.

Originario de Glendale, California, y criado en el Valle de San Fernando, en Los Ángeles, Paul William Walker V (su verdadero nombre) comenzó su carrera de niño, actuando para anuncios televisivos y algunas series. En 1986 incursionó en el séptimo arte, al participar en la cinta de comedia y horror Monster in the Closet, aunque su gran debut llegó en 1998, en la película Meet the Deedles. Su actuación le trajo reconocimiento y le valió papeles en otras producciones como Pleasantville (1998), Varsity Blues (1999) y She's All That (1999).

En el 2001 consiguió el rol con el que se daría a conocer notablemente alrededor del mundo: el de Brian Spilnere/O'Conner, un policía encubierto dedicado a capturar unos secuestradores, en la primera película de The Fast and the Furious (2001). Walker participó en cuatro de las seis películas lanzadas hasta el momento de esta franquicia dedicada a la velocidad, junto a Vin Diesel y Michelle Rodríguez. Estaba confirmado para protagonizar la séptima entrega de The Fast and the Furious, a estrenarse en julio del 2014.

Aunque la actuación era un talento nato para Walker, su primera pasión fue la biología marina, en la cual trabajó siempre. El artista, cuyo ídolo era el explorador francés Jacques Cousteau, cumplió uno de sus sueños más ansiados en el 2010, cuando participó en la serie Expedition Great White, de National Geographic, sobre una expedición de 11 días para observar tiburones blancos en las costas de México.

El intérprete vivía en Santa Bárbara, California, con sus perros. También disfrutaba de practicar el surf, y tenía cinturón marrón en jiu-jitsu brasileño.

Su gran habilidad para conducir vehículos de carrera en la gran pantalla era algo que compartía en la vida real, pues además de disfrutar de las carreras de autos, tenía un Nissan Skyline R34 igual al de la cinta 2 Fast 2 Furious, que él mismo había modificado para el filme. Las escenas peligrosas las interpretó él mismo, sin necesidad de dobles. "He pasado de 240 kilómetros por hora en la carretera", dijo en una ocasión en una entrevista con sus fanes, publicada por El Mundo.

Desafortunadamente, un accidente en carro lo llevó a perder la vida el sábado último por la tarde, en Santa Clarita, Los Ángeles, cuando murió como acompañante en un choque, mientras viajaba con un amigo, Roger Rodas, en un Porsche rojo que se incendió.

Walker procreó una hija, Meadow, de 15 años, con Rebecca McBrain.