22/12/12 - 00:00 Navidad 2012

La Navidad de los niños que trabajan

Eddy Alexánder Calel Ventura, de 8 años, de la aldea Agua Escondida, Tecpán Guatemala, Chimaltenango, es uno de los muchos niños para quienes la Navidad pasa como cualquier otra fecha, debido a su condición de pobreza, que lo obliga a trabajar.

POR J. ROSALES, H. OLIVA Y E. SáENZ Chimaltenango

Calel, que labora como lustrador de zapatos en ese municipio, relató que vive con su madre y un hermano menor, quienes dependen de lo que él gana.

Añadió que lleva tres años en este oficio, ya que el descansar un día significa no contar con un platillo de alimentos en la mesa de su hogar.

Resaltó que para él las fiestas de fin de año pasan desapercibidas, ya que debido a la pobreza no puede celebrar.

“En estos días he hecho mi mayor esfuerzo para conseguir más dinero y llevarle un carrito a mi hermano y un delantal a mi mamá para estas fiestas”, expresó.

Similar situación vive Rolando Cáceres, 11, quien trabaja en la ciudad de Sololá junto a su madre, en la venta de helados y chocobananos.

Cáceres indicó que junto a sus tres hermanos tienen la ilusión de tener un momento de alegría en estas fiestas.

Agregó que su mamá le dice que si logran juntar dinero con la venta, podrían degustar un tamal, por lo que todo el día se dedica al negocio.

David Reyes, 12, de la aldea Pino Gordo, de la cabecera de Jalapa, quien trabaja en la venta de verdura, expresó: “Nosotros en la aldea pasamos tristes la Nochebuena. Nos acostamos temprano porque aunque el día siguiente la gente no trabaje, vamos a vender porque hay que llevar dinero a la casa”.