El cineasta guatemalteco Julio Hernández promete anarquía

La semana pasada concluyó el rodaje de la sexta película del guatemalteco Julio Hernández Cordón, "Te prometo anarquía", la primera que filma en México y que marca una nueva etapa del cineasta.

Por POR PAMELA SARAVIA FONSECA

<p>Parte del  equipo y Julio Hernández (derecha) en pleno rodaje de Te prometo anarquía, en la ciudad de México. (Foto Prensa Libre: Chucho Quintero)</p>
Parte del equipo y Julio Hernández (derecha) en pleno rodaje de Te prometo anarquía, en la ciudad de México. (Foto Prensa Libre: Chucho Quintero)

CIUDAD DE GUATEMALA - El realizador empezó a trabajar en este filme desde hace unos cinco años. Sin embargo, fue hasta hace poco que inició el rodaje de esta, que le tomó seis semanas de grabación, en más de 50 locaciones, la última de ellas en Fort Worth, Texas.

Hernández Cordón, galardonado por sus largometrajes Gasolina, Marimbas del Infierno y Polvo, considera tener lista la película en abril del 2015.

Julio Hernández junto a parte del equipo de producción. (Foto Prensa Libre: Chucho Quintero)

Detalles

Te prometo anarquía trata de dos jóvenes que patinan (skaters), quienes se conocen desde pequeños. Son amantes y se dedican a vender sangre de manera clandestina.

"Se llama así por un blog o revista de literatura de Rafael Romero. Creo que los skaters son los nuevos punks. Anarquía es una palabra que me seduce bastante, y me parece muy poético que te prometan nada de normas o leyes", explica el cineasta.

Los protagonistas de la película son dos skaters mexicanos. (Foto Prensa Libre: Chucho Quintero)

En el filme actúan Diego Calva y Pelukaz Grosero como protagonistas. "No son actores profesionales sino skaters. También salen Mlkmn (Milkman), un hip hopero mexicano; los actores Gabriel Casanova y Martha Claudia Moreno; Sarah Minter, una documentalista mexicana que admiro mucho y Nito Escalante, que es un mítico skater mexicano y diseñador de parques de skate", agrega Hernández, quien comenta que la experiencia de trabajar en México ha sido agradable.

"Me sentí cómodo. Me acompañó gente con mucha experiencia, viejos amigos, gente de Guatemala como Joaquín Ruano y Alberto Collía, y la productora española Inés Nofuentes", refiere.

El realizador conversa con uno de los protagonistas de la cinta durante el rodaje. (Foto Prensa Libre: Chucho Quintero)

En lo que respecta a esta nueva etapa en su carrera, el guatemalteco explica que esto se debe a que es un trabajo mejor desarrollado, con más presupuesto, mejor cuidado y con más tiempo para su producción.

Planes

De momento, Hernández tiene en mente hacer una proyección únicamente para sus amigos en Guatemala cuando la película esté terminada, pero no existe intención de hacer nada masivo.

"Haré una proyección para la gente con la que convivo en Guatemala y alguno que otro curioso de mi trabajo. No me parece Guatemala un país cinéfilo o con ganas de ver otro tipo de cine", explica el cineasta que desde hace poco más de un año reside en la ciudad de México.