Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

19/07/13 - 00:00 Espectáculos

El puño que perdura en el tiempo

Uno de los mitos de la cinematografía mundial es Bruce Lee, y mañana se cumplen 40 años de su muerte.

POR áNGEL ELíAS

Sus películas traspasaron generaciones, pero no solo es una leyenda, también es un ejemplo de ética y superación personal.

Bruce Lee es uno de los íconos más conocidos de la cultura popular de los últimos años. Su sello personal radicaba en la habilidad en las artes marciales y la increíble capacidad de hacer fantasear a sus admiradores en cada una de sus luchas.

Nace una estrella

Bruce Lee nació en 1943 en San Francisco, Estados Unidos, de padres chinos. Con el nombre de Lee Yeun Kam participó en varios melodramas y comedias en la televisión en Hong Kong.

En Estados Unidos desempeñó varios oficios, pero en 1966 participó como el sirviente Kato en la serie de televisión El Avispón Verde. También actuó en Longstreet y aportó ideas en el argumento de Kung-Fu.

Decepcionado por su carrera en EE. UU., que no era la que esperaba, decidió volver a Hong Kong. Sus filmes tuvieron un éxito rotundo y le abrieron las puertas de nuevo en EE. UU., donde protagonizó Operación Dragón, de Robert Clouse, en 1973, y terminó de encumbrar su carrera.

Su muerte

Como sucede con muchas leyendas, aún rondan mitos sobre la muerte de Bruce Lee, la cual fue inesperada para los amantes de las artes marciales y sus películas. Una reacción a fármacos en el actor desencadenó su fallecimiento.

Su hijo, Brandon Lee, intentó seguir las huellas del Dragón, pero falleció a los 28 años durante el rodaje de la película El Cuervo, en 1994, cuando recibió un balazo accidental en el abdomen. Uno de los encargados de la utilería cometió la imprudencia de no quitar la bala verdadera del arma.

Un mito

Bruce Lee es sinónimo de aventura, valor y habilidades especiales en las artes marciales, y mañana se rememoran cuatro décadas de una muerte que los amantes de la acción aún no quieren creer.

Más de su vida

Bruce Lee asistió a la Universidad  de Washington en Seattle, donde se interesó en la filosofía y concretamente en los principios filosóficos de las técnicas de artes marciales. Para financiarse su carrera,   se dedicó a enseñar combate.

La mayoría de filmes de artes marciales se aceleran para simular que las escenas de lucha son  más rápidas, excepto las de Bruce Lee. Sus movimientos eran tan hábiles, que tenían que rodar sus escenas a 32 cuadros por segundo, en lugar de los 24 habituales,  y así apreciar sus movimientos.

En 1964  desarrolló la técnica One Inch Pound  (El golpe de una pulgada), un devastador golpe desde una distancia a su oponente de tan solo una pulgada —unos dos  centímetros y medio—, para golpearlos fuertemente.

Legado

Héroe  y mito

Bruce Lee inspiró desde su muerte, en 1973,  toda una industria relacionada con las artes marciales.

Desde libros hasta videojuegos  han tomado su imagen.

Linda Lee, su esposa, publicó las anotaciones personales del actor en un libro titulado El Tao del Jeet Kune Do.

Además, gracias a su fantástica técnica combativa, se han publicado volúmenes para explicar sus habilidades. Es el caso de El método de combate de Bruce Lee compilado en cuatro  tomos.

En el año de su muerte, 1973, se lanzó el documental Bruce Lee: El hombre y su leyenda,  producido por  Shih Wu.

Lee tiene sus propios videojuegos, entre ellos Bruce Lee Lives y Dragon: The Bruce Lee Story.


Más noticias de Espectáculos

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.