Escenario

La personificiación del miedo

El cine de terror no tendría tanto éxito  si no fuera por los escalofriantes personajes que presenta y que llevan al público a experimentar temores inimaginables.

Por POR PAMELA SARAVIA

<p>Hay actuaciones  terroríficas   que han hecho historia y permanecen en la mente de los espectadores.</p>
Hay actuaciones terroríficas que han hecho historia y permanecen en la mente de los espectadores.

Hay películas que se han convertido en clásicos del cine cuyos villanos, asesinos y sádicos protagonistas se han grabado en la mente del espectador, y que son considerados íconos del horror.

Desde su aspecto hasta lo que generan a nivel psicológico, estos monstruos y sociópatas juegan con la psique de sus víctimas y la de los cinéfilos que los mantienen vivos de generación en generación.

Memorables

La película de 1960, Psicosis (Psycho), de Alfred Hitchcock, uno de los mejores filmes de terror y suspenso de todos los tiempos, tuvo un gran impacto de la mano del personaje Norman Bates (interpretado por Anthony Perkins), quien se convirtió en la base de la idea de asesino que se ve en la actualidad en el cine de horror.

En esta misma línea, Jack Torrance, interpretado por Jack Nicholson en El Resplandor (The Shining, 1980), y el famoso personaje caníbal Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), dado a conocer en el cine en la cinta El silencio de los inocentes (Silence of the Lambs, 1991), son personajes que han dejado una huella sangrienta en el celuloide.

Un poco más salvajes y horrorosos, los personajes de Freddy Krueger y Jason Voorhees, en los filmes Pesadilla en la calle del infierno (A Nightmare on Elm Street, 1984) y Viernes 13 (Friday the 13th, 1980), han aterrorizado a varias generaciones con su característico aspecto y violenta forma de matar.

Otros

El miedo que muchos tienen hacia los payasos ha sido aprovechado por Hollywood para llevar este temor a un nuevo nivel, pero si hay un personaje que se lleva todos los elogios es Pennywise, el payaso de la cinta It (1990).

Hay muchos otros más, como Samara Morgan de la cinta El Aro; Chucky, el muñeco diabólico; el personaje de ficción Jigsaw; el sádico asesino Michael Myers de la película Halloween; y algunas de las personificaciones de Drácula, como Nosferatu, que siguen y seguirán protagonizando los momentos más escalofriantes del cine y la memoria del público.

Samara Morgan

(El aro)

Era una niña que lograba hacer aparecer imágenes en cosas o en las mentes de otros, llevándolos hasta la locura. Asesinada por su madre adoptiva, el espíritu de la niña continuó aterrorizando a quienes veían un video de su pasado.

Freddy Krueger

(Pesadilla en la calle del infierno)

Con un rostro desfigurado, sombrero, un sudadero de rayas y un guante de cuchillas, el personaje aparece, acompañado de un singular canto, en los sueños de los niños y adolescentes para asesinarlos.

Hannibal Lecter

(El Silencio de los inocentes)

Un psiquiatra sociópata, inteligente pero desequilibrado. Dos grandes facetas lo definen: un hombre culto y su alter ego, de un comportamiento cínico y con hambre de castigar.

Norman Bates

(Psicosis)

La psicosis personificada a su máxima expresión. El personaje, abusado en su infancia, desarrolló un trastorno de personalidad múltiple y asumía la personalidad de su madre quien le inculcó que las mujeres y el sexo eran cosas del demonio.

Jack Torrance

(El resplandor)

Un escritor y exprofesor alcohólico que trata de ordenar su vida. Muestra un personaje, bastante afectado psicológicamente y cuyos encuentros con fantasmas lo convencen de asesinar a su familia.

Pennywise, el payaso

(It)

Aunque en realidad Pennywise no tiene una forma definida, se manifiesta en forma de un payaso con cara blanca y pelo rojo. Frecuentemente le aparecen colmillos marrones y los ojos se le vuelven amarillos para atemorizar a sus víctimas.

Jason Voorhees

(Viernes 13)

Con su peculiar machete y su icónica máscara de hockey, es uno de los asesinos más reconocidos del género de terror. El personaje muere ahogado de niño, pero vuelve para vengar su muerte y la de su madre.