Fútbol Nacional

Selección Nacional enfrenta un examen de alto calibre

La Azul y Blanco de Carlos Humberto Ruiz e Iván Franco Sopegno volverá a tener hoy un amistoso de alto calibre cuando se vean las caras en Nashville, Tennessee, a una selección —EE.UU.— a la que no le gana desde hace 27 años.

Por Edwin Fajardo

Los Seleccionados nacionales esperan hacer un buen partido contra Estados Unidos, en el último fogueo antes de Trinidad.
Los Seleccionados nacionales esperan hacer un buen partido contra Estados Unidos, en el último fogueo antes de Trinidad.

Después de los reveses ante México (3-0) y Uruguay (5-1), amistosos que sirvieron para enfrentar a Bermudas en la segunda fase premundialista de la Concacaf rumbo a Rusia 2018, los nacionales se medirán a un combinado técnico, rápido y disciplinado tácticamente, y que en el último juego —5 de julio de 2013— goleó categóricamente a la Sele, dirigida en ese entonces por Víctor Hugo Monzón, por 6-0.

De esa selección, cinco futbolistas son los que sobreviven: Ricardo Jerez, José Manuel Contreras, Jean Márquez, Carlos Castrillo y Minor López.

Saldo positivo

El conjunto dirigido por Jürgen Klinsmann llega embalentonado al amistoso de hoy. De siete amistosos en el año ha ganado cuatro, empatado dos y perdido uno, mientras que Guatemala ha cosechado tres derrotas y un empate en sus cuatro fogueos del 2015.

20 DUELOS

  • tiene Estados Unidos sin perder ante la Sele.

La Azul y Blanco no celebra una victoria ante el país estadounidense desde el 10 de enero de 1988, cuando lo derrotó por 1-0.

La selección de las barras estrellas, actual ranquin tres de la Concacaf y 27 del mundo, ha acumulado frente a Guatemala una racha positiva de 20 juegos sin perder, entre partidos oficiales y amistosos.

Último examen

Sin tres de sus futbolistas habituales, los legionarios Elías Vásquez, Moisés Hernández y Stefano Cincotta, los dirigidos por Sopegno tratarán de presentar su mejor versión, en el último ensayo previo a debutar el 9 de julio contra Trinidad y Tobago, en la Copa Oro.

Comandados por su tridente ofensivo —Contreras, Pappa y Ruiz—, la Sele espera acabar con el maleficio ante la selección estadounidense y mancharles la fiesta previa por su independencia.