Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

07/03/12 - 10:47 Familia

Un poema dedicado a la mujer

PIEL LATINAPor Lucrecia Eugenia Yaquián-Luttmann Piel dulce de mujer guatemalteca enriquecida con diversos colores, piel ondulante en tu cuerpo de sirena, moviendo tus caderas al caminar al compás del son, entregando tu ser a la melodía de la marimba que corre por tus venas con agradecimiento, la marimba que toca con cada tecla tu corazón en la presencia dolorosa de la nostalgia

Mujer ladina, con piel dulce como la panela y ardiente como su bello clima, bronceada por el astro sol y por los genes de tus antepasados con esa rica sangre ladina, herencia de tus antepasados mayas y extranjeros blancos.


Tú, eres hoy el modelo de nuevas generaciones, porque hoy nada te detiene, eres la mujer profesional, inteligente e independiente. Eres la mujer guatemalteca llena de gracia, la mujer chapina que nos hace sentir tu ira, tus complejos, tus dilemas, tu rebelión a lo injusto, tus debilidades, tu fortaleza en ese paisaje nativo que creas y diriges con la gentileza y fuerza de tu alma. Mujer chapina valiente, que cuando nace un niño de tu vientre luchas con la incertidumbre de su porvenir, como mujer, como madre casada, como madre soltera ¿Qué te espera? te preguntas, exigiendo los mismos derechos para ese niño que aunque no pida nacer, merece la felicidad, la seguridad y las oportunidades de todo ser humano.


Sintiendo tú mujer en ese lapso tu piel que se eriza con el frío de tu alma desamparada, tu piel sintiendo la sangre hirviendo por tu cuerpo, tu piel que se endurece con el afán de enfrentar otro día sin sol, tu piel que se deshidrata sin el líquido de la tranquilidad, tu piel que se arruga de dolor, de abandono, de los recuerdos, del ultraje, del genocidio y violaciones. Mujer chapina, mujer Maya, mujer bella, mujer luchadora e inteligente mereces lo mejor, porque tu dolor es el dolor de todas las mujeres. Tú no eres invisible, tus heridas estan abiertas.


Tú dejas un recuerdo tangible de tí y de los motivos que te forman a ser madre, profesional, campesina, obrera, mujer sola, mujer con mujer todas unidas por la hermandad, la unión, la paz, el respeto y la ¡libertad!


Bella mujer guatemalteca llena de orgullo y de amor.


¡Heroica mujer! te celebramos y sabes que tu no estas sola, tu perteneces a nuestra hermandad de mujeres luchadoras por una vida mejor.


¡Basta al Feminicidio! Esta horrible palabra moderna que tuvo que ser adaptada a estas graves circunstancias que estamos viviendo hoy.


Debemos de estar todas las mujeres unidas por esta ofensa que nos debe dar el valor para continuar. Unidas de la mano todas las mujeres de Argentina, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras y Mexico como una cadena suspendida en el cielo, como un arco iris de colores igual que nuestra piel latina exigiendo ¡justicia!


/

Más noticias de Familia

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.