Deporte Nacional

Delegación guatemalteca disminuye cosecha de medallas en Toronto

Los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 dejaron un sabor agridulce para el deporte guatemalteco, porque aunque se logró una cosecha de 10 medallas: seis de oro, una plata y tres bronces, no se superó lo logrado en las justas de hace cuatro años en Guadalajara, 15 —siete oros, tres platas y cinco bronces—, por lo que se rompió con el ascenso que presentaba la delegación nacional en las últimas tres ediciones.

Por Marcela Morales

La abanderada Mirna Ortiz, no superó la plata lograda en Guadalajara 2011, al ser descalificada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La abanderada Mirna Ortiz, no superó la plata lograda en Guadalajara 2011, al ser descalificada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sin embargo, el país igualó la mejor posición en el medallero —décimo—, como lo alcanzado en Winnipeg 1999, en donde solo se obtuvieron dos preseas de oro, con Attila Solti en tiro con armas de caza y Heidy Juárez en taekuondo, además de una plata —Marvin Jiménez, en levantamiento de pesas— y un bronce —Pedro Yang, en bádminton—.

Con menos inversión

Guatemala participó con la mayor delegación —146— en las 17 ediciones disputadas desde 1951, cuando se obtuvieron tres preseas de bronce.

Por lo que solo el 6 por ciento de los atletas cumplió con subir al podio, el resto quedó lejos de las medallas y fueron pocos los que alcanzaron la fase final en su disciplina.

Para este año, el Comité Olímpico Guatemalteco (COG) disminuyó en Q8.7 millones la inversión deportiva, en relación con la del 2014, ya que pasó de Q72 millones 118 mil 209.58 a Q63 millones 406 mil 394, de acuerdo con la información de presupuesto presentada por el COG.

Q2.2 MILLONES

  • tiene destinado el COG para premios de Toronto.

Esto fue significativo para muchos atletas, quienes no contaron con suficientes fogueos antes del viaje a Canadá, en donde la organización dio, con fondos propios, campamentos para atletas de gimnasia, tiro, marcha, bádminton, natación, navegación a vela, taekuondo y pentatlón moderno.

Poco apoyo

La baja en la inversión para los atletas por parte del Comité hizo que la Fundación Amigos del Deporte Olímpico (Fado) destinara los fondos —Q2 millones 519 mil 776— directamente a los atletas, y no a través del COG, lo que sirvió para que seleccionados como Ana Sofía Gómez, de gimnasia, o los atletas de bádminton, navegación a vela y marcha contaran con una preparación más digna, ya que en algunos casos no tuvieron ni un torneo de preparación.

Toronto era para muchos de los atletas una de las metas, pero para llegar a los Panamericanos debieron pasar por momentos críticos, como el no contar con uniformes adecuados para participar, como ocurrió en el acto de juramentación, en el que no tenían consigo el traje y debieron ir a la fábrica en donde los elaboraron —Villa Nueva— para recogerlos. El caso de la abanderada, Mirna Ortiz, de marcha, fue extremo, ya que se lo enviaron a Canadá, y durante la ceremonia de apertura no desfilaron, con traje de gala, sino en pants.

Gabriel Sagastume, exseleccionado de taekuondo y director de Comunicación de Conader, dice que fue una buena participación, pero que no se debe ser conformista.

“Por contar con una buena inversión en los deportistas, el objetivo es estar entre los primeros ocho en el medallero”, dijo Sagastume, quien agregó que son pocos los deportes que cuentan con procesos generacionales a largo plazo.

“En el deporte lo ideal sería que hubieran equipos A, B y C, para fomentar la competitividad interna. Aunque es algo difícil es ahí donde las federaciones deben involucrarse más”, comentó Sagastume, quien participó en los Olímpicos de Atenas 2004.

Sin proyección

El Comité Ejecutivo del COG no quiso dar una proyección sobre la obtención de medallas en las justas panamericanas, al aducir que lo importante es el rendimiento, para no presionar en el desempeño.

Gerardo Aguirre, presidente del COG, no ha regresado al país, y será después, en reunión del Comité Ejecutivo, cuando se presenten conclusiones de la participación guatemalteca.

Gerardo Estrada, gerente del Comité, no quiso hablar sobre la participación de la delegación nacional, con el argumento de que tiene una agenda llena.

El Comité solo se pronunció en sus redes sociales con el siguiente mensaje: “Las acciones de un equipo son superiores a las acciones de un solo individuo... y la sinergia de la pasión de todos, produce grandes resultados para Guatemala”.

Preocupación

El esfuerzo constante de cada atleta, federación y COG se refleja en cada competición, algunos con amplia experiencia en el ciclo olímpico, que han dejado huella y están llegando al ocaso de su carrera.

Toronto deja muchas enseñanzas y preocupaciones, ya que no se vislumbra un crecimiento en algunas federaciones.

Heidy Juárez, exseleccionada de taekuondo y primera mujer en ganar una medalla de oro panamericana, consideró que se ha evolucionado y que eso es bueno para el deporte, pero que se debe mejorar en la masificación de los atletas.

“En Guatemala nos hace falta el recambio, nos falta tener más participación deportiva, porque qué pasará cuando se retiren atletas como Kevin (Cordón), ya no tendremos quién gane medallas para bádminton. Ser campeón panamericano cuesta, y mucho”, indicó Heidy.

Será tarea de la dirección técnica del Comité Olímpico y federaciones para lograr atletas de alto rendimiento y que se mantenga un semillero.

medallerohistorico.JPG