Fútbol Nacional

Guatemala se despide de la Copa Oro

La Selección Nacional se despidió de la Copa Oro, luego perder 1-0, frente a sus similares de Cuba en la última ronda del Grupo C, que se disputó este miércoles en el estadio Bank of American de Charlotte.

Por Gloria Cabrera

Maikel Reyes fue el verdugo de Guatemala, tras anotar el único gol del encuentro. (Foto Prensa Libre: AFP)
Maikel Reyes fue el verdugo de Guatemala, tras anotar el único gol del encuentro. (Foto Prensa Libre: AFP)

Guatemala necesitaba el triunfo para clasificar a la siguiente ronda como uno de los mejores terceros de grupo, pero se encontraron con la negativa al gol, a pesar de tener el dominio en el encuentro y fueron los cubanos los certeros.

La Bicolor intentó sorprender desde los primeros minutos de juego, en una gran jugada individual Carlos Mejía, que se adueñó del balón desde la media cancha y puso a prueba a la defensa de la selección cubana pero no tuvo definición.

Luego fue Minor Ignacio López Campollo que se perdió la oportunidad de adelantar a la Bicolor, tras ganarle el juego aéreo y mandó un cabezazo a la portería que aún logró desviar el portero cubano Diosvelis Guerra.

Paulo César Motta fue la figura del encuentro, tras encontrarse atentó a cada una de las jugadas de los cubanos y evitar en lo posible la anotación de los caribeños durante el primer tiempo.

Carlos “El pescadito” Ruiz también tuvo una clara oportunidad en el primer tiempo, la cual se fue desviada del arco cubano.





Los nacionales no pudieron reaccionar durante el primer tiempo y se fueron al descanso, con un empate sin goles, lo que aún daba oportunidad a ambas selecciones.

Guatemala intentó nuevamente en el segundo tiempo, teniendo Ruiz otra oportunidad de oro de ser el salvador de la Bicolor, pero no alcanzó a llegar al centro de Enoc Vásquez desde un tiro de esquina.





Fue Maikel Reyes, el verdugo de la Azul y Blanco luego de que aprovechará un pase de su compañero y ganarle a la defensa guatemalteca y de cabeza anotar el 1-0  a favor de Cuba.





Una anotación de Stefano Cincotta fue anulada por el árbitro, por una falta dentro del área, lo que significaría un empate para los nacionales.

Cuba festejó su pase histórico a los cuartos de final, a pesar de perder los primeros dos encuentros 6-0 frente a México y 2-0 ante Trinidad y Tobago.