Celebran la concepción de María en la provincia

La conmemoración de la inmaculada concepción de María, que en Guatemala se manifiesta de varias formas cada 8 de diciembre.

Por Corresponsales

Fieles veneran a la Virgen de Concepción, en Escuintla. (Foto Prensa Libre: Melvin Sandoval)
Fieles veneran a la Virgen de Concepción, en Escuintla. (Foto Prensa Libre: Melvin Sandoval)

La actividad tiene sus orígenes en el Concilio de Trento, en el siglo XVI, convocado por el papa Pío V, según Fernando Urquizú, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas de la Universidad de San Carlos.

De acuerdo con Urquizú, “el pontífice decretó el año litúrgico y se dio paso a las fiestas de Adviento —venida de Cristo a la tierra— y para ello se necesitaba de una mujer, a quien Dios convierte en un ser inmortal y se suscita la inmaculada concepción de María en el vientre de Santa Ana —madre de la Virgen—”.

Añadió que la Iglesia Católica define algunas festividades para perpetuar la inmaculada concepción de María en la memoria colectiva y alejar las festividades paganas que se celebraban en España, como las corridas de toros, que ahora se representan con la quema del torito.



El convite  de Concepción, en San Pedro Carchá. (Foto Prensa Libre:  Eduardo Sam Chun)
El convite de Concepción, en San Pedro Carchá. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)


Quema del diablo

Urquizú relató que, según las fiestas españolas, las celebraciones de Concepción comenzaban a las 18 horas del día anterior —7 de diciembre—, a lo que se denominaba las vísperas, y que en Guatemala se comenzó a practicar con antorchas y fogatas, que con el paso del tiempo degeneró en la quema del diablo.

“Quemar al diablo simboliza el redimir el pecado original, que es el que según la Biblia cometieron Adán y Eva, y es una antesala a la venida de Jesús a la tierra; sin embargo, para esto Él necesita una madre, convertida por Dios en un ser inmortal”, refirió el cronista.

Urquizú explicó que en la época precolonial en el Viejo Continente se efectuaba el baile de moros, que era la representación del triunfo del bien sobre el mal, y que aparte tiene un concepto antropológico porque para los españoles significaba la victoria de su cultura sobre la árabe, con lo que se dio comienzo a las tradiciones de distintos bailes en Guatemala, con los cuales se conmemora a la Inmaculada Concepción.

Tradiciones en la provincia

Yeimi Gutiérrez, integrante del convite de la Inmaculada Concepción de San Pedro Carchá, Alta Verapaz, manifestó que el grupo está formado por 60 personas, quienes desde hace 16 años recorren las principales calles de la ciudad del 4 al 8 de diciembre.



Integrantes de   la danza del Tantabal, en Sololá, recorren las calles del pueblo  cada 8 de diciembre, para conmemorar la inmaculada concepción de María.  (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz)
Integrantes de la danza del Tantabal, en Sololá, recorren las calles del pueblo cada 8 de diciembre, para conmemorar la inmaculada concepción de María. (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz)


Guillermo Santizo, promotor de la danza del Tantabal, explicó que esta tiene 80 años de realizarse en Sololá y que es la única a escala nacional. Cada 8 de diciembre se interrumpen las actividades comerciales en la ciudad, mientras los integrantes del grupo, quienes visten trajes de honor, danzan al ritmo de tambores, trompetas y pitos. El Tantabal es promovido desde hace varias décadas por la familia Santizo.

Procesión

Dolores Rosales, organizadora de los festejos de Concepción en Escuintla, explicó que la procesión de la Virgen de Concepción, patrona de la ciudad, es una de las tradiciones más esperadas por los vecinos.

Añadió que los festejos incluyen una serenata a la Virgen en el atrio de la Catedral, el tradicional rezado con el baile de moros y cristianos, así como la quema de juegos pirotécnicos y toritos.

En Ciudad Vieja, Sacatepéquez, rinden tributo a la inmaculada concepción de la Virgen María con el baile de La legión de los 24 diablos.