Esperan restos de migrante que murió quemada en Nueva York

Lo que sería una fiesta de bienvenida se convirtió en duelo para la familia Samayoa Véliz, al enterarse de que su hija Miriam, de 28 años,  a quien esperaban con tanta ilusión, había muerto quemada en un apartamento, en Queens, Nueva York, donde vivía con su novio, Carlos León.

Por Carlos Grave / Baja Verapaz

Miriam Samayoa, en EE. UU., y junto a su madre, Marina Véliz y un sobrino. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Miriam Samayoa, en EE. UU., y junto a su madre, Marina Véliz y un sobrino. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Delia Samayoa,   hermana de la víctima, dijo: “Nos avisaron el pasado fin de semana. Es un momento muy difícil  para toda la familia, especialmente para  mi mamá, pues está muy enferma  y no la queremos exponer a más dolor. Por eso se abstendrá de hablar”.

Familiares contaron que Miriam viajó en el 2013 a  Nueva York,  en busca de   una mejor  vida. Sin embargo,  había decidido regresar mañana para cuidar a   sus padres, Efraín Samayoa Castro, 62,   y Marina Véliz, 60, quienes residen en el caserío El Terrero,  Salamá, Baja Verapaz.

José Luis Véliz Morales, tío de la víctima, comentó que la familia Samayoa Véliz   había invitado a toda la comunidad para que asistiera a la cena de bienvenida de Miriam, quien  saldría de madrugada de  Nueva York, pero primero iría a la casa de su prometido.





Recuerdos

“Hablar de Miriam es hablar de una mujer trabajadora, gentil, alegre y  comedida, alguien que siempre tenía una mano amiga para ayudar, pues   a nadie le negaba nada  cuando se le pedía un favor”,  agregó.

Otro pariente, quien no quiso identificarse, recordó el día en que Miriam le contó que  su deseo era superarse y viajar  a Estados Unidos.

“He viajado en dos ocasiones a Estados Unidos y le advertí de que no era fácil, pues la situación cada vez empeora”, señaló.

Familiares de Miriam esperan que   la  Embajada o el consulado guatemalteco  los apoyen   para la pronta repatriación de los restos,  para poder darle cristiana sepultura.

“Ella estaba muy emocionada de poder volver a ver a toda su familia, especialmente a su mamá”, dijo Rosalinda, amiga de Miriam a quien vio por última vez el viernes. “Tenía todo preparado, había comprado regalitos”, dijo la mujer a El Diario Nueva York. 

Quemada en  bañera 

El cuerpo quemado de Miriam Samayoa  fue localizado por  autoridades    estadounidenses, envuelto en una sábana, en  una bañera, en un apartamento de Queens, Nueva York.

Según un noticiero de EE. UU., la Policía capturó el miércoles, en Miami, Florida,  a su conviviente, Carlos León, también guatemalteco.

En el apartamento donde  fue hallado el cuerpo de Samayoa había un boleto aéreo para Guatemala.