Maestros bloquean paso en la Cumbre de Santa Elena

Un grupo de maestros bloqueó el martes último el paso en el kilómetro 132.5 ruta a las Verapaces, en la cumbre de Santa Elena, San Jerónimo, Baja Verapaz, para exigir el cumplimiento de pactos colectivo. La medida afectó a decenas de personas.

Por Carlos Grave / San Jerónimo

El bloqueo instalado en el kilómetro 132.5 ruta a las Verapaces, en la cumbre de Santa Elena, San Jerónimo, Baja Verapaz, afectó a decenas de personas. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave)
El bloqueo instalado en el kilómetro 132.5 ruta a las Verapaces, en la cumbre de Santa Elena, San Jerónimo, Baja Verapaz, afectó a decenas de personas. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave)

Decenas de viajeros, automovilistas,transportistas y comerciantes expresaron su malestar por el calvario que vivieron debido al bloqueo instalado por los maestros de Purulhá, Rabinal y Cubulco, en la cumbre de Santa Elena, San Jerónimo.

La vendedora Margarita López, quien se dirigía a vender pollo a Salamá tuvo que caminar unos dos kilómetros para abordar un autobús y continuar su viaje.

“Este tipo de acciones de los maestros solo perjudica a los estudiantes y a las personas pobres y no al gobierno como ellos creen”, añadió.

“Si los maestros no quieren dar clases que  le den oportunidad a otras personas que en realidad tienen necesidad y quieren trabajar”, dijo Juan Escobar, transportista.

Mala imagen

Una turista comentó: “Esta situación solo deja una mala imagen al país. Junto a mi familia vine a visitar Guatemala, pero lamentablemente el bloqueo no nos permitió llegar a nuestro destino”.

Varios pilotos indicaron que ya están cansados de este tipo de abusos por parte de los maestros y esperan que la policía realmente tome su papel de velar por el derecho a la libre locomoción.

“Nosotros también somos trabajadores y necesitamos llegar a nuestros lugares de trabajo. Los maestros deben buscar otras medidas sin perjudicar a los demás, especialmente a las personas pobres”, manifestó Pedro Caal, piloto.

Delegados de la Procuraduría de Derechos Humanos y autoridades de la Policía Nacional Civil llegaron al lugar y lamentaron la situación pese a que existe una orden judicial que al magisterio hacer este tipo de acciones.