Política

Cambian fuerzas en el Legislativo

Luego de la primera vuelta de las elecciones generales, el Congreso inició un proceso de reestructuración que se evidenció con la salida de varios diputados de Libertad Democrática Renovada (Líder) y algunos del Partido Patriota (PP), hecho que continuará, según jefes de bloques.

Por Jessica Gramajo

Fuerzas políticas en el Congreso se reacomodan luego de las elecciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Fuerzas políticas en el Congreso se reacomodan luego de las elecciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La proyección es que luego de la segunda vuelta electoral, el próximo 25 de octubre, se establezca un grupo de poder más estructurado y que podría mantenerse después de que tomen posesión los nuevos diputados.

Jefes de bloques prevén el debilitamiento de Líder y del PP.

“Para nadie es un secreto que Líder tuvo una caída estrepitosa y solo es cuestión de tiempo que la bancada quede con unos 20 o 25 integrantes, porque los diputados buscarán partidos con liderazgo y visión a futuro, por lo que pareciera ser que su destino será desaparecer”, aseguró Haroldo Quej, subjefe de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Agregó: “Se especula que se irán 21 más en los próximos días, y eso implica que la agenda dejará de ser empujada por Líder”.

Para Amílcar Pop, jefe de Winaq, es natural que haya reestructuración de fuerzas políticas después de la primera vuelta, más cuando el potencial candidato ganador perdió el poder de atracción y el PP también dejó de cautivar.

Pop no descarta que Líder pueda mantener mecanismos de negociación y de poder en los próximos meses, si es que establecen una estrategia, pero “será difícil porque deben desligarse de su figura principal porque ello les genera desgaste, por los señalamientos de negociaciones oscuras”.

Según Pop, la recomposición de fuerzas se inició hace meses con el PP, ya que muchos de sus legisladores migraron a Líder por considerarlo el virtual ganador.

Sin embargo, para algunos Líder intentará mantenerse unido durante la negociación de leyes como el Presupuesto del 2016, para buscar beneficios no solo económicos, y en distribución de puestos o direcciones dentro del nuevo gobierno.

Además, la mayoría coincide en que habrá más movimientos, en especial en el PP después de la segunda vuelta.

Roberto Villate trató de minimizar la salida de los congresistas de su bancada: “Son reelectos y puede ser que haya algunos más que quieran emigrar, pero con las pláticas que he tenido con cada uno de ellos no creo que vayan a haber más pérdidas. Se fueron los que se iban a ir”.

Aunque se sabe que Líder prevé la salida de unos 10 diputados más.

congreso.JPG

Nueva bancada

Hasta ayer la Dirección Legislativa recibió nueve dimisiones de bancadas, siete de Líder y dos del PP; ellos, junto con un diputado independiente se agruparon para integrar un nuevo bloque que podría llamarse Podemos, aunque cuando se separaron, Nery Rodas afirmó que era para apoyar el Presupuesto del 2016.

Pero no son los únicos, ya que ha trascendido que algunos diputados independientes y de algunas bancadas mayoritarias pretenden hacer un bloque específico para defender los intereses de Jimmy Morales, pero aún no han tenido acercamiento con el presidenciable, que hace algunos días negó que busque alianzas.

Reformas

José Fernández, subjefe del PP, dijo que después de los comicios los congresistas toman decisiones personales y no partidarias, por ello urgió la aprobación de las reformas electorales, para evitar “que esto se vuelva un teatro de negociaciones”.

Carlos Fión, jefe de Compromiso, Renovación y Orden, calificó de “apéndice de Líder” a la nueva bancada porque solo buscará beneficios personales, e indicó que estos días habrá más transfuguismo.