Abandonan cadáver de recién nacido en Chimaltenango

Un grupo de vendedores ambulantes del kilómetro 54.6 de la ruta Interamericana, en la cabecera de Chimaltenango, descubrió este domingo el cuerpo de un bebé dentro de una bolsa plástica, a un costado de una pasarela, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Víctor Chamalé / Chimaltenango

Vecinos de la cabecera de Chimaltenango observan la bolsa plástica donde desconocidos introdujeron el cadáver de un bebé. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Vecinos de la cabecera de Chimaltenango observan la bolsa plástica donde desconocidos introdujeron el cadáver de un bebé. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Bomberos Voluntarios comentaron que el bebé estaba envuelto en bolsas plásticas y ropa de mujer con manchas de sangre, y que cuando llegaron al lugar, ahuyentaron a varios perros que intentaban sacar el cuerpo del menor.

Los socorristas detallaron que las prendas que encontraron eran un suéter blanco, una blusa turquesa, una falda negra y ropa interior de mujer.

Además, se localizó dos tarjetas de cuentas bancarias a nombre de un hombre y una mujer, cuyas identidades no fueron reveladas para no alterar la investigación.

Caso parecido

Cecilio Chacaj, de relaciones públicas de los Bomberos Municipales Departamentales, dijo que la tarde del sábado último una mujer bajó de un autobús en el kilómetro 85 de la ruta Interamericana, en Tecpán Guatemala, Chimaltenango, y le pidió a un hombre que cargara por unos minutos a un bebé de unos 3 meses de edad; sin embargo, la fémina abordó otro autobús y abandonó al menor.

"La persona que tenía al niño llamó a la estación de bomberos de Tecpán, quienes dieron aviso a la PNC y lo trasladaron al Hospital Nacional de Chimaltenango", finalizó Chacaj.

Embarazos no deseados, problemas económicos, falta de educación sexual, son algunas de las causas por las que los bebés son abandonados, según la Unidad de la Niñez de la Procuraduría General de la Nación (PGN). Es casi nulo que un padre se arrepienta y busque recuperar a su hijo.

Esa misma institución es la que se encarga de dar atención integral a las víctimas mediante una orden judicial, con la esperanza de que puedan ser adoptados más adelante. Solo en 2013, 195 menores fueron abadonados en diferentes sitios de la República.