Aparece cadáver de hombre que había sido secuestrado

El cuerpo sin vida de Santos Raxón Chivalán, de 42 años, guardián de una finca de El Tejar, Chimaltenango, apareció muerto este lunes en un camino de terracería hacia la cabecera, luego de haber sido secuestrado, indicó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Víctor Chamalé / El Tejar

Socorrista junto al cuerpo sin vida de Santos Raxón Chivalán. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Socorrista junto al cuerpo sin vida de Santos Raxón Chivalán. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Según socorristas, la víctima murió por trauma de cráneo y estiman que el crimen habría ocurrido unas dos horas antes  que el cadáver fuera hallado debido a que el cuerpo aún no estaba rígido.

María Elvira Tobar, conviviente de Raxón, comentó que el domingo último su pareja bebió licor, por lo que al mediodía de este lunes salió de la finca hacia una cantina a comprar licor, ya que se sentía mal.

“A los pocos minutos de haber salido llegó un amigo de nosotros y me dijo que a mi pareja lo habían subido a la fuerza a un automóvil negro y que dos mujeres le pegaban. Llamé a mi suegro y fuimos a la subestación de la PNC a poner la denuncia”, afirmó Tobar.

“Como a la media hora me avisaron que lo habían matado y no sé por qué, ya que no se metía con nadie. Teníamos tres años de trabajar en la finca. Espero que las autoridades investiguen y capturen a los responsables”, concluyó la viuda.