Fallece mujer llevada en carreta de madera a hospital

Luego de nueve días de haber permanecido internada en el Hospital Nacional de Chimaltenango, falleció este miércoles Blanca Eluvia Delgado, de 35 años, conviviente del Luis Ángel Borja, quien la ingresó al nosocomio en la carreta de madera en la que recolecta chatarra.

Por Víctor Chamalé / Chimaltenango

Luis Borja lleva al hospital a su esposa, Blanca Eluvia Delgado, quien padecía diabetes, en su carreta de madera, el 17 de marzo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Luis Borja lleva al hospital a su esposa, Blanca Eluvia Delgado, quien padecía diabetes, en su carreta de madera, el 17 de marzo. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Borja indicó que su pareja murió debido a complicaciones de salud, según le indicaron fuentes del hospital.

Cuando la llevó al centro asistencial, Borja fue acompañado por dos de sus hijas y un nieto, quienes durante el recorrido desde la colonia El Socobal, en la cabecera de Chimaltenango, sintieron las miradas y murmullos de vecinos, hasta que llegaron al centro asistencial, ubicado a unos cuatro kilómetros de su vivienda.

Fredy Escobedo, encargado de la sala de urgencias del referido nosocomio, dijo que el día en que fue ingresada su esposa le efectuaron una evaluación y constataron que Delgado padecía diabetes mellitus, y sus signos vitales eran inestables, por lo que quedó internada para medicarla y efectuarle exámenes.

Jaqueline Guadalupe, hija de la fallecida, comentó que su madre se agravó en noviembre del 2014, y fue trasladada al Hospital Roosevelt, de la capital, en donde permaneció 15 días.

En esa oportunidad, José Salvador Tecún, médico de ese hospital, indicó que la paciente también tenía una enfermedad denominada sepsis, causada por varios tipos de bacterias.

Termina drama

La muerte de Eluvia Delgado este miércoles pone fin a la historia que conmovió a miles de personas que luego de la publicación en Prensa Libre, le mostraron apoyo por medio de oraciones y ayuda económica que fue enviada a la pareja.

Para Borja es un día de sentimientos encontrados, ya que se siente triste por la pérdida de su pareja, pero también está satisfecho por haber hecho todo lo que estaba a su alcance, y más ahora que tenía el respaldo de muchas personas que sin conocerlo le extendieron la mano.

Borja comentó que su deseo era que al estar recuperada su pareja llevarla de vuelta a su vivienda en la carreta, como muestra de agradecimiento a todas las personas que lo ayudaron.

El sepelio será mañana a las 10 horas en el cementerio Los Pinos, y el deseo de Borja es llevar el féretro en la carreta que le sirve para trabajar.