Hombre mata a su conviviente por celos en Chimaltenango

Un hombre bajo efectos de licor y cegado por los celos mató con un machete a su conviviente, este miércoles, en su vivienda ubicada en la 2a. avenida y 6a. calle, zona 3 de la cabecera de Chimaltenango, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Víctor Chamalé / Chimaltenango

Tomás Tool Guarcas, fue capturado luego de confesar que había matado a su conviviente por celos. (Foto Prensa Libre:Víctor Chamalé)
Tomás Tool Guarcas, fue capturado luego de confesar que había matado a su conviviente por celos. (Foto Prensa Libre:Víctor Chamalé)

Bomberos Voluntarios identificaron a la víctima como Aura Elizabeth Hernández Rumpich, de 42 años, quien tenía heridas en los brazos, cuello, rostro y cabeza, por lo que fue trasladada al hospital nacional de la cabecera, donde minutos más tarde falleció.

El conviviente de la víctima Tomás Tool Guarcas, 59, fue retenido por familiares y vecinos, quienes alertaron del hecho a los agentes policiales.

Tool Guarcas dijo que trabaja de cargar bultos en la terminal de la zona 4 en la capital, y que tenía siete años de convivir con la víctima, a quien visitaba cada ocho o 15 días para darle el sostenimiento de su hijo de cinco años.

Confiesa culpabilidad

“Ayer cuando llegué a la casa no me dejó entrar  porque  estaba con el otro hombre. Toda la noche me quedé en la calle y hoy cuando amaneció decidí regresar a la capital para evitar problemas, pero cuando estaba en mi trabajo la llamé por teléfono y me respondió el amante, por lo que decidí regresar a matarla con un machete”, aseguró Tool, quien además agregó que Hernández le era infiel desde hace meses.

El comisario Saúl Hernández explicó que gracias a la denuncia de los vecinos se logró la captura del presunto responsable, quien fue trasladado a la comisaría de la PNC de la localidad, y posteriormente puesto a disposición de un juez de turno de Chimaltenango.

El socorrista Pedro Yumán, quien atendió a Hernández Rumpich, mencionó que el caso lo conmocionó, pues la víctima luchó por su vida, pese a que tenía múltiples y graves heridas.

“Se estaba aferrando a la vida, ya que intentaba respirar y pedir auxilio, por lo que de inmediato la trasladamos al nosocomio, pero fue en vano. Es lamentable que pase esto en una pareja donde había existido amor”, afirmó Yumán.