Accidentes marcan vida de familia de San Andrés Itzapa

En la orfandad quedaron los hermanos Marta y Marcos Gabriel Osorio, de 17 y 10 años, cuyo padre murió en un accidente de tránsito hace una década, y el martes último una nueva tragedia vial marcó sus vidas con la muerte de  su madre y sus dos hermanos. 

Por Victor Chamalé / San Andrés Itzapa

Familiares y amigos de la familia Gabriel Osorio, asisten a velación, en San Andrés Iztapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Familiares y amigos de la familia Gabriel Osorio, asisten a velación, en San Andrés Iztapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

El martes último, Elena Osorio, de 48, y sus hijos Juana Aracely y Marlon, de 15 y 13, se dirigían a entregar remolacha, pero sus sueños de superación fueron truncados cuando el vehículo en el que viajaban chocó en la parte trasera de un camión en el kilómetro 76 de la ruta Interamericana, en Santa Cruz Balanyá, Chimaltenango. 

Los tres murieron por politraumatismo en el lugar del accidente de tránsito, el cual causó cuatro heridos. 

La mujer y sus dos hijos son velados este miércoles en una iglesia evangélica de la aldea Hierbabuena, San Andrés Itzapa, Chimaltenango, donde familiares y amigos expresaron que la tragedia truncó la vida de personas luchadoras.

Parientes indicaron que hace 10 años el padre de los menores y cónyuge de Elena Osorio, murió arrollado a un kilómetro de donde ocurrió la tragedia el martes último.  Añadieron que Juana Aracely Gabriel ayudaba a su madre a trabajar en la entrega de verduras y en ocasiones Marlon las acompañaba.

Madre luchadora

Jaime Gabriel Batzín, tío de los menores que quedaron huérfanos, indicó que su cuñada se dedicó a trabajar para que no le faltara nada a sus sobrinos, y que en ocasiones salía de madrugada a trabajar.



Elena Osorio Suc, de 48 años, víctima y madre de los niños que murieron en percance. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Elena Osorio Suc, de 48 años, víctima y madre de los niños que murieron en percance. (Foto Prensa Libre: Cortesía)


“Nos preocupa qué va a pasar con los dos hermanos que quedaron huérfanos, ya que en nuestra familia todos somos de escasos recursos. Pedimos a las instituciones públicas y privadas que nos apoyen para sacar adelante a estos dos jóvenes”, afirmó Gabriel.

Alicia Osorio, hermana de la madre fallecida, informó que el patrón de su hermana se hizo cargo de los gastos funerarios. "Esperamos que también apoye a mis otros dos sobrinos, ya que se han quedado solos y son menores de edad”.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que investiguen quién tuvo la culpa en el accidente, ya que no es justo que personas trabajadoras sufran estas tragedias”, manifestó Osorio.

Ruta peligrosa

La irresponsabilidad de pilotos, escasa señalización y malas condiciones del asfalto son las   principales causas de los  accidentes mortales que se registran en la  ruta Interamericana, la cual es calificada como  una de las más peligrosas del país, según vecinos, transportistas  y  cuerpos  de socorro.

Cecilio Chacaj, vocero de los Bomberos Municipales Departamentales,  informó que en lo que va del año se han registrado 25 accidentes  de tránsito, en los cuales murieron    cinco personas y resultaron heridas más de 40,  entre los  kilómetros 62 y 102, entre Saragoza y Tecpán Guatemala,  Chimaltenango.



Los hermanos Juana Aracely y Marlon Gabriel Osorio murieron en un accidente vial martes último en Chimaltenango.  (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).
Los hermanos Juana Aracely y Marlon Gabriel Osorio murieron en un accidente vial martes último en Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).


Dalia Santos, vocera del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, indicó que en el 2015 se reportaron 371 accidentes en ese trayecto, identificado como uno de los  más peligrosos del país, debido al elevado número de  accidentes de tránsito que se registran, como consecuencia de la irresponsabilidad de pilotos y condiciones climáticas.

Operativos

“Para contrarrestar la peligrosidad en esta carretera, se  efectúan constantes operativos para  controlar a los pilotos, con el objetivo de evitar las cifras fatales. Es necesario que los pobladores hagan uso de las  pasarelas, pues muchos  son atropellados porque no las utilizan”, añadió Santos.

Juan Pérez, piloto, aseguró que en la mayor parte de accesos a la cabecera ocurren accidentes de gran magnitud.

Fernando Santizo, transportista, indicó   que la ruta    se encuentra en mal estado,   debido a  la gran cantidad de vehículos pesados, las secuelas del invierno y falta de   mantenimiento.

“El tramo entre los kilómetros  49 y  56, El Tejar,  Chimaltenango, siempre está en reparación,   pese a  que  tiene   unos tres años de haber sido reconstruido. Creemos que se debe a  la mala calidad de los materiales que se  utilizan para repararlo”, comentó Ismael Cristal,  vecino.

El kilómetro 76 de esa  ruta,  Patzicía, Chimaltenango, ha sido escenario de varios accidentes mortales. El  más reciente ocurrió ayer, cuando dos camiones chocaron y dejaron como saldo  tres personas muertas y cuatro heridas.



Socorristas observan cómo quedó uno de los camiones accidentados. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).
Socorristas observan cómo quedó uno de los camiones accidentados. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).


Percances en enero último

  • El   31 de enero,      un autobús cayó  en un barranco y dejó a     una mujer muerta y   20 pasajeros heridos,   en el km 174, Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá.
  • El 27 de enero,  10 personas resultaron heridas cuando un autobús cayó en una hondonada,  en el km 40, Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez,
  • El 11 de enero,  Luis Sula   murió  luego de haber caído de un autobús  extraurbano que se conducía a excesiva velocidad, en el km 42,  Sumpango, Sacatepéquez.
  • El 6 de enero,  una ambulancia de los Bomberos Voluntarios de San Martín Jilotepeque se accidentó en el km 57. Dos socorristas resultaron heridos.
  • El 1 de enero,  ocho personas resultaron heridas   luego de que el picop en   que viajaban cayó en una hondonada, en el kilómetro 144, aldea El Novillero, Santa Lucía Utatlán, Sololá.