Piden 58 años de cárcel para exconcejal que salía de autohotel con niña de 8

El Ministerio Público (MP) pidió en el debate oral y público, que se efectúa en el Tribunal de Sentencia de Chiquimula, una condena de 58 años de cárcel para el exconcejal Max Eduardo Cordón Orellana, a quien se le capturó en mayo de 2014 cuando salía del autohotel El Ensueño, con una niña de 8 años, y se le señala de varios delitos sexuales.

Por La Redacción / Chiquimula

Agentes de la PNC resguardan al exconcejal Max Cordón y a Erika Osorio, en la cabecera de Chiquimula. (Foto Prensa Libre)
Agentes de la PNC resguardan al exconcejal Max Cordón y a Erika Osorio, en la cabecera de Chiquimula. (Foto Prensa Libre)

La Fundación Sobrevivientes, que es querellante en el caso, por medio de su abogado Edwin Morales, agregó que solicitan una condena de 42 años para Erika Mariela Osorio Vélez, madre de la menor, a quien señalan de prostituir a su hija.

Morales dijo que los delitos que cometió Max Eduardo Cordón Orellana son remuneración por la trata de personas con agravación de la pena, ingreso a espectáculos y distribución de material pornográfica a personas menores de edad, agresión sexual con agravación de la pena y actividades sexuales remuneradas con personas menores de edad.

A Osorio se le acusa de trata de personas con agravación de la pena, y remuneración por la trata de personas con agravación de la pena.

El juicio continuará el miércoles 29 de abril.

Según las investigaciones del MP, Cordón Orellana, entonces concejal cuarto de la Municipalidad de Chiquimula y quien renunció al cargo luego de su detención, mantenía relaciones sexuales con la menor con consentimiento de la progenitora, a quien pagaba Q400.

Antecedentes

Lucrecia Salazar, de la Oficina de Niñez y Adolescencia de la Policía Nacional Civil (PNC), reveló el día de las capturas daban seguimiento a una denuncia de vecinos de la comunidad Saspán, San José La Arada, quienes informaron que un hombre de unos 70 años mantenía contacto sexual con una menor de 8, con el consentimiento de la mamá.

Las autoridades le dieron seguimiento al caso y montaron un operativo en el mencionado autohotel, donde detuvieron a Cordón Orellana.

Testimonio

Autoridades informaron que la menor le contó a la agente Lucrecia Salazar, que el edil le dijo que irían a un banco a depositar Q100, pero en el camino se desvió al autohotel.

Añadió que ya le había indicado a su madre, Éricka Mariela Osorio Brenes, que Cordón Orellana la tocaba, pero esta no hizo nada.

Se defienden

Cordón Orellana negó los hechos y manifestó que serán los tribunales los que decidan su situación jurídica, y que demostrará la verdad.

Osorio Brenes señaló que todo lo que dicen las autoridades es falso y que las cosas nunca ocurrieron como ellos señalan, pero no habló más.

El alcalde de Chiquimula, Rolando Arturo Aquino, dijo que nadie es superior a la ley, pero que tampoco puede acusar a Cordón Orellana de nada, y que este debe dilucidar su situación en los tribunales.